A la contra

Agresiones

Por Jorge Nagore - Jueves, 9 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

decenas de medios de comunicación publicaron el martes una noticia encabezada con este titular:Uno de los agresores de los dos guardias civiles de Alsasua no será juzgado por terrorismo.Partiendo de la base de que ninguno de ellos tendría que ser juzgado por terrorismo y sí por hechos al margen de esa consideración jurídica, en el caso del agresor del titular lo curioso es que tampoco era agresor. No lo digo yo, lo dice la Audiencia Nacional, que el martes revocó el procesamiento de esta persona porque “el hecho de que se burlara de los agentes durante la agresión y dificultara la detención de otro procesado no constituye un delito de terrorismo”. Siendo feo burlarse de nadie, es un consuelo saber que no es terrorismo, aunque sea cuatro meses tarde, los meses que llevan en la cárcel tres personas por pegar -o pegarse, en el juicio se supone que sabremos más de la verdad y no solo una versión- con unos guardias civiles, unos hechos que cualquiera en su sano juicio considera inadmisibles si fueron buscados por los encausados. Pero de inadmisibles y merecidamente punibles a tener que tragar que lleven 4 meses en la cárcel -privados por completo de su libertad, porque todos hablamos de la cárcel con una facilidad pasmosa- va un trecho sideral, el mismo o parecido trecho sideral que le falta a este país para poder ser considerado un lugar donde la justicia es ecuánime y no en casos concretos una manera cruenta de venganza y además en las espaldas equivocadas o cuando menos en espaldas que están pagando por muchísimo más de lo que han cometido. Cuatro meses en la cárcel y cuatro meses para que te digan que burlarse de alguien no es terrorismo, pero, eso sí, que muchos medios titulen Uno de los agresores, cuando no agredió a nadie, es solo parte de la enorme lista de injusticias, arbitrariedades y agresiones judiciales, políticas y mediáticas de este lamentable tema.