creación del Parque Comarcal Ezkaba

Propuestas para el parque Ezkaba instan a conservar el carácter natural de los montes

EFE - Viernes, 10 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 12:20h

Vista aérea cercana al fuerte del monte San Cristóbal.

Vista aérea cercana al fuerte del monte San Cristóbal. (D.N.)

Galería Noticia

Vista aérea cercana al fuerte del monte San Cristóbal.

PAMPLONA. La redacción del plan para la creación del Parque Comarcal Ezkaba ha concluido tras un proceso participativo en el que la mayoría de las propuestas recibidas apuestan por un modelo de parque sin grandes intervenciones, conservando y mejorando el carácter natural de los montes.

En esta línea, según informa la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, se plantea un espacio mixto con bosques autóctonos y áreas de pastizales, y con un patrimonio cultural restaurado y cuidado.

Además se han propuesto usos muy diversos para el parque, como los trasladados por grupos de usuarios habituales de carácter deportivo y los provenientes de personas que residen cerca del parque y que buscan un ocio activo más ligado a los paseos y que piden caminos adecuados y seguros.

Un tema recurrente es el de los posibles usos del Fuerte y en este sentido han sido recogidas todas las propuestas para que sean tenidas en cuenta (patrimonio arquitectónico, riqueza naturalística y memoria histórica), si bien desde este plan no se ha desarrollado ningún proyecto concreto por tratarse de un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural que precisa de un Plan Especial.

Desde el equipo impulsor del plan se entiende que esta cuestión requiere un proceso participativo específico y más largo, según apuntan.

El futuro parque, que contará con una extensión de 10 km2, estará integrado por los municipios de Ansoáin, Berrioplano, Berriozar, Ezkabarte, Huarte, Pamplona y Villava y los concejos de Aizoán, Artica, Arre, Azoz, Berriosuso, Cildoz, Oricáin, Orrio y Unzu.

El documento, que será aprobado en los ayuntamientos y concejos del ámbito de forma previa a su presentación en el Gobierno foral, ha sido coordinado y dirigido por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, con la participación de las entidades locales tras un dilatado proceso de participación pública.

De forma paralela a la elaboración del proyecto, durante los años 2016 y 2017 se están llevando algunas medidas urgentes en el Monte Ezkaba para contribuir a su mantenimiento y limpieza.

Así, a lo largo de 2016 se cerraron varias pistas, se colocó cartelería y papeleras y, por último, se contrató una brigada de mantenimiento que semanalmente limpia el monte.

Este año continúan las tareas de mantenimiento y limpieza y se ha elaborado el proyecto de caminos -en colaboración con la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada y diferentes colectivos ciclistas-, cuya señalización será ejecutada por voluntarios formados por dicha federación y por una empresa contratada con ese fin. Esta red de caminos será inaugurada en una jornada de voluntariado que se celebrará en junio.

Todos los gastos de ejecución de las medidas expuestas están siendo financiados mediante un fondo común aportado por los municipios del ámbito.