El Tudelano viaja con lo justo. Merkatondoa quiere ser un fortín

igualdad el izarra desea amarrar los puntos ante un burgos en línea ascendente

Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- Un punto separa al Izarra del Burgos, un rival que sigue su línea ascendente y hoy tratará de sumar en Merkatondoa (17.30 horas). Sin embargo, el equipo de Estella es consciente de que la salvación pasa por asegurar los puntos de casa y no quiere que se escape ninguno ante un equipo siempre peligroso, que llegará jaleado por sus aficionados.

El Izarra tendrá que escenificar su mejor versión ante un rival que, a las órdenes de Manix Mandiola, ofrece pocas fisuras defensivas. “A principio de año el Burgos estaba llamado a estar arriba. Tuvieron un inicio muy malo, que les ha perjudicado, pero ahora están en los números de estar arriba. Del octavo hacia abajo, llevan una de las mejores dinámicas. Es un equipo completo, gran solidez defensiva, ya que cinco goles ha encajado en diez partidos. Nosotros sabemos de la importancia de seguir ganando en casa. La salvación pasa por Merkatondoa. Estamos concienciados”.

No tiene apuros en la tabla, pero Borja Jiménez no se fía. “Al final estamos a dos partidos de los puestos peligrosos. Lo veo muy cercano a falta de diez partidos. Todavía no podemos relajarnos. Nosotros tenemos que estar a nuestro mejor nivel y aprovechar la oportunidad. Lo afrontamos contentos por el reto que tenemos”. - M.J.A.

las claves

problemas las seis ausencias no merman su ilusión de sorprender al palencia a domicilio

pamplona- El Tudelano quiere resarcirse de la derrota ante el Racing, uno de los favoritos al título, con una victoria en Palencia (20.30 horas). El conjunto navarro, que no conocía la derrota desde que John Clarkson se sentó en el banquillo, intentará recuperarse para seguir con sus buenos números como visitante, donde ha conseguido el doble de puntos que como local (26 fuera, 13 en el Ciudad de Tudela).

El Tudelano espera mantener su línea de juego y mejorar su puntería ante un rival que lucha descarnadamente por salir de los puestos de descenso y la semana pasada se lo puso difícil a Osasuna Promesas en Tajonar. “Todos los partidos son complicados. Nos enfrentamos a un rival con buenos jugadores. Quizá los números no digan la realidad de su potencial. En teoría, por nombre, tenía que luchar por otras cosas, pero ha pasado un año complicado y ahora está de nuevo estable y eso ha propiciado buenos resultados”, comenta Íñigo Valencia, segundo entrenador del Tudelano que ejerce de portavoz ante las dificultades con el idioma de John Clarkson.

El Tudelano quiere reponerse a su última derrota. “Debemos seguir en la misma línea de trabajo, porque el equipo está bien, tanto en casa como fuera”. - M.J.A.