Arantzazu Ametzaga escritora

“A nuestra Historia la han deformado los vencedores, pero jamás hemos renunciado a la esencia”

Mañana se podrá conseguir con DIARIO DE NOTICIAS el libro de Arantzazu Ametzaga ‘778 Orreaga. El nacimiento de un Reino’: la gesta que dio origen al primer reino vascón

Paula Etxeberria Iñaki Porto - Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

La escritora vecina de Alzuza Arantzazu Ametzaga, en una imagen tomada este mismo mes de marzo.

La escritora vecina de Alzuza Arantzazu Ametzaga, en una imagen tomada este mismo mes de marzo.

Galería Noticia

La escritora vecina de Alzuza Arantzazu Ametzaga, en una imagen tomada este mismo mes de marzo.

pamplona- ¿Qué va a aportar este libro a los lectores sobre ese hito en la historia de los vascones, de los navarros?

-Un importante suceso: la creación de un reino en los albores de una Europa tal como hoy la conocemos. Llamado primero de Pamplona, luego de Navarra. Y también trata de la única derrota del emperador Carlos, más tarde el Magno, que quería reconstruir, a sangre y fuego, el imperio romano. O un imperio romano hecho a su medida.

Es un hito muy nombrado, pero ¿cree que en Pamplona, en Navarra en general, los ciudadanos conocen lo suficiente los detalles de aquel acontecimiento, de aquella batalla que terminó en victoria para los navarros? ¿Con qué le gustaría que se quedasen sobre todo de este relato?

-Nombrado es, pero desde hace poco es que a los vascones se nos da la categoría de vencedores, cuando hemos empezado a revisar por nuestra cuenta la Historia, abriendo Archivos y Bibliotecas, examinando crónicas de otros archivos, reuniendo material suficiente como para reconstruir los hechos, respondiendo a la necesidad de hablar sobre la acción de nuestros antepasados. Lo curioso de esta batalla es que la cuentan los francos, casi tres siglos después de sucedida y a su modo, y que un Cantar de gesta, la Chanson de Roland, escrita en romance, la hizo tan famosa que en los cristales maravillosos de la iglesia de Chartres se reprodujo el alucinante acontecer bélico que tiene sus tintes religiosos, pecadores y penitenciales. Es el valor de la Poesía sobre la Historia. De la Palabra frente al Panorama. Los vascones callamos, y aun accedimos, por los avatares de nuestro acontecer histórico, a que los nombres de los vencidos recuerden el episodio en nuestra geografía. Quiero trasladar en mi novela la imagen de nuestro primer rey, Eneko, de aquellos que hicieron posible no tan solo ganar a un ejército de más de 30 mil hombres cruzando el desfiladero de Ibañeta y en el que murieron los 12 Pares de Francia, es decir, el Estado Mayor de Carlos, hecho poco corriente en las crónicas militares. Esto desmiente también la idea peregrina de una escaramuza como muchas veces se ha descrito la batalla. Y además detallar el fenómeno de un reino flexible como crearon nuestros mayores, en el que el Pirineo no fue frontera, sino paso de encuentro entre las poblaciones vasconas. Los reyes de Nabarra llamaban a Donibane Garatzi la llave del reino.

Se refiere al libro como “novela”;¿cuánto hay de relato de ficción al servicio, claro está, de la veracidad de la Historia, y cuánto hay de Historia pura y dura? Y en este sentido, ¿a qué fuentes de documentación ha acudido en especial?

-Hablamos del S.VIII europeo. Hay poca documentación, pero la hay. Me apoyé en la investigación bibliográfica del Dr. en Historia Xabier Irujo. La parte novelística, psicológica, se refiere a reconstruir cómo pudo darse una hazaña semejante, qué personajes pudieron actuar en esa línea… cómo los vascones adoptaron la arriesgada determinación de atacar a Carlos. Cómo podían comportarse en ese siglo. La acción de las mujeres, pues la mujer de Eneko, Axona, redujo a un oso, y hay una hechicera, Amagoia, que invoca a Jaungokoa. Mujeres espías. Es una historia en dos tiempos: el del siglo XIII en que se trabajan los cristales maravillosos de la catedral de Chartres con retroceso al siglo VIII, en que ocurrió la batalla.

En la batalla que se libró en el 778 llama la atención que se dejaron de lado todas las diferencias, religiosas, ideológicas, para luchar en común por una misma causa y contra un mismo enemigo;un espíritu que está muy lejos de lo que ocurre hoy, cuando las divisiones y los muros son cada vez más patentes en nuestras sociedades... ¿Qué deberíamos aprender o rescatar de aquellos vascones que triunfaron en el año 778?

-Los vascones lucharon por sobrevivir. Ya lo habían hecho antes en el Ducado de Vasconia y en el tiempo romano. A veces pactaban, otras combatían. En este caso, incendiada Iruña, a la que habían evacuado, no les quedó más remedio que batallar. Y sí, parece que hubo una unidad vascónica. Un llamamiento general. Que nos sirva de ejemplo.

¿Cree que está cambiando la manera de enseñar la Historia vasconavarra en la educación? ¿Se conocen cada vez más y mejor nuestros orígenes, los sucesos de nuestros antecesores, o queda mucho por hacer en este sentido? Se ha tergiversado y silenciado mucho gran parte de esa Historia...

-Hemos sido un pueblo vencido y divido en el campo militar. En 1512 perdió Navarra su independencia:… prenda de inmenso valor… se nos ofrecen como si fueran hermanos, los valientes alaveses y bizkainos y gipuzkoanos… viva las 4 provincias que siempre han estado unidas y nunca se apartarán aunque Gamazo lo diga… según nos recuerda el Paloteado de Monteagudo del S. XIX en ocasión de La Gamazada. A nuestra Historia la han deformado los vencedores, pero jamás hemos renunciado a la esencia. Devenimos de la Prehistoria europea, posiblemente seamos los primeros pobladores, hemos mantenido nuestro idioma y nuestras costumbres casi intactos, y aquí seguimos, de pie, en la reivindicación de vivir de acuerdo a nuestras leyes y costumbres que damos por buenas. Dice Eneko a los suyos, tras la victoria, en el momento en que abandonan el paisaje de Orreaga: …Forjaremos un reino que será admiración de los reinos de la Cristiandad. Donde cada hombre de este linaje valga tanto como su rey, y todos juntos, mucho más que él.

“Desde hace poco se nos da a los vascones la categoría de vencedores, cuando hemos empezado a revisar por nuestra cuenta la Historia”

“En el 778 hubo una unidad vascónica;se dejaron de lado las diferencias. Que nos sirva hoy de ejemplo”

el libro

Título. 778 Orreaga. El nacimiento de un Reino.

Editorial. Txertoa.

Páginas. 184.

Resumen. Recoge el cautivador relato de la gesta de un pueblo que cambió el rumbo de su historia. Una sugerente novela sobre la victoria ante Carlomagno que dio origen al primer reino vascón.

Traducido al inglés. El libro ha sido traducido al inglés por Olga Demeter, traductora húngara a la que Arantzazu Ametzaga conoció en Venezuela.

Promoción con el periódico de mañana. Mañana, domingo 12 de marzo, se podrá conseguir el libro con DIARIO DE NOTICIAS por un precio de 11,95 euros (libro y periódico). El precio para suscriptores es de 10,50 euros (máximo 2 unidades por suscriptor).

Entregas. En oficinas comerciales de Pamplona, Estella y Tudela y puntos de venta.

Promoción válida hasta el viernes 24 de marzo.

La autora

Reconocida trayectoria. La escritora Arantzazu Ametzaga Iribarren (Buenos Aires, 1943) es licenciada en Biblioteconomía y Técnica Superior en Archivos. Fundadora de la Biblioteca del Parlamento Vasco, ha sido galardonada con los premios Sabino Arana (2015) y Manuel Irujo (2016), entre otros. En los últimos años ha publicado La Txalupa de Radio Euzkadi. Una semblanza de Pello Irujo Elizalde(2009), Memorias de Montevideo(2011),El Manuscrito de Carlomagno (2013), 1512. La Conquista de un reino (2013) y778 Orreaga. El nacimiento de un Reino (2015). El año pasado publicó la novela histórica Pólvora y azafrán. Del reino de Granada a la tierra de Gracia, pasando por el puerto de Palos.