Obras de patxi aldunate

Frontones, paredes de vida

arranca en el labrit una muestra itinerante con obras de patxi aldunate que reivindica el valor de las plazas abiertas

Un reportaje de Paula Etxeberria. Fotografía Unai Beroiz - Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El artista Patxi Aldunate, mostrando ayer varias de sus creaciones.

El artista Patxi Aldunate, mostrando ayer varias de sus creaciones. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

El artista Patxi Aldunate, mostrando ayer varias de sus creaciones.

El valor patrimonial y sentimental de los frontones, esas plazas abiertas que en los pueblos han sido testigo de juegos, bailes, enamoramientos, conversaciones, tratos..., se reivindica en una muestra itinerante que arrancó ayer en el Labrit de Pamplona y que recorrerá localidades de Navarra y la CAV.

El artista plástico Patxi Aldunate ha intervenido sobre fotografías antiguas pertenecientes al gran archivo del fotógrafo y coleccionista de imágenes de frontones Juan Barriola para dar forma a la exposiciónPott eta... 2017. Un proyecto que evoca al grupo vanguardista que se creó en 1977 en Bilbao alrededor de una editorial con el mismo nombre: Pott Banda. Los miembros de ese grupo, Bernardo Atxaga y Joseba Sarrionandia entre ellos, buscaban sacar adelante el trabajo literario con un nuevo enfoque. “De este mismo modo,Pott eta... 2017pretende abordar y documentar desde un nuevo enfoque el espacio urbano característico y propio del pueblo vasco: el frontón”, comentaba ayer Patxi Aldunate, para quien estas plazas abiertas son “testigo silencioso de nuestras vidas que nos habla de nuestra infancia y nos proyecta hacia el futuro”. La muestra, según el artista, es “un toque de atención a todos nosotros. Es una pena que espacios que han estado llenos de vida se vean ahora en un estado tan ruinoso. Debemos darnos cuenta de las joyas de nuestros pueblos”, desea Aldunate, que ha elegido el metacrilato como material, trabajándolo por la parte de atrás: “Tiene su sentido, tú miras la obra y te ves reflejado, y de alguna manera todos nos reflejamos en el frontón, ese espacio que nos ha visto crecer y vivir”, dice.

En la exposición se pueden leer sugerentes textos del escritor Javier Izcue y del arquitecto e investigador del juego de la pelota Daniel Carballo. Tal y como decía ayer Izcue, “los que vivimos aquí, aun teniendo una vida muy alejada del mundo de la pelota, tenemos los frontones dentro de nuestra propia biografía. Yo los tengo alojados en el recuerdo de mi infancia, y me recuerdan un momento de paz, de luz, de sonidos naturales, de campanas de iglesia;un momento de felicidad. Y sería muy triste que como sociedad olvidáramos un lugar que nos permitió convivir, hablar, divertirnos, soñar”, defendió el escritor. Daniel Carballo se sumó a la reivindicación : “El valor inmaterial del juego es muy importante, como el patrimonio que tenemos en los pueblos, y merecen que se preserven”, dijo. No quisieron perderse la presentación de la muestra grandes pelotaris como Abel Barriola, Fernando Goñi o Juan Martínez de Irujo. “Para nosotros, el frontón es el sitio más bonito del mundo;es sinónimo de alegría”, comentó Barriola. Fernando Goñi, “un enamorado de las plazas”, lamentó que “desde hace unos años hemos ido para atrás, cerrando los frontones, poniendo llaves, saliendo de las plazas. Hay que volver a abrir el juego de la pelota;si no, nos espera un futuro en el que todo va a ser dirigido”. Para Juan Barriola, natural de Leitza y quien tiene ya recorridos y documentados unos 450 frontones de Navarra, el asomarse a la ventana y escuchar el pott de la pelota “era bajar a la plaza a jugar. El frontón era el lugar de reunión del pueblo. Tenemos que devolver la pelota a la calle, las plazas tienen que estar vivas”, deseó.

La exposición, visitable en el Frontón Labrit hasta el 17 de marzo en horario de 10.30 a 21.00 horas, se verá desde el 1 de abril en Baiona;el 5 de mayo irá a la Casa de Cultura de Zizur Mayor, y en junio y julio, en fechas por determinar, a Donostia. De ahí se prevé llevarla a Aoiz, Tafalla... “Es solo el comienzo, seguro que interesa en muchos sitios de Euskal Herria”, comentó Patxi Aldunate, deseando que el periplo sea largo y fructífero. Y sobre todo que, como los frontones, esté lleno de vivencias.