Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Bochornoso boicot a las víctimas del terrorismo

La autoexclusión de UPN arrastrado por el PP del acto de reconocimiento que conmemora el Día Europeo que reconoce a quienes han sufrido el terrorismo sitúa a ambos partidos en los márgenes más extremistas de la política europea actual

Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

la celebración de un acto de reconocimiento a las víctimas del terrorismo vinculado al Día Europeo que las recuerda dejó una vez más en evidencia la injustificable actitud de UPN y PP con un boicot absurdo que sólo les retrata en su intento de obtener réditos partidistas del dolor y del sufrimiento y que les sitúa en los márgenes más extremistas de la política europea. El PSN estuvo presente junto al resto de partidos que apoyan al Gobierno sumando 33 de los 50 escaños que representan a la inmensa mayoría de Navarra en la Cámara foral. El acto -los hubo similares en Vitoria-Gasteiz y en las capitales europeas golpeadas por la violencia terrorista- fue un intento más de trasladar la solidaridad de las instituciones y del conjunto de la sociedad navarra a quienes han sufrido el azote y las consecuencias del terrorismo, un compromiso que hoy en día es ampliamente mayoritario entre los navarros y navarras. Por ello, la ausencia de UPN y del PP en un acto instaurado a nivel de la Unión Europea y que busca amparo a las personas y familias que han sido víctimas de todo tipo de terrorismo -de extrema izquierda, de extrema derecha, de ETA, yihadista...-, ahonda aún más en el bajo nivel político y ético del ejercicio de su oposición en Navarra, más aún cuando el pasado año participaron en este mismo acto ya con el Gobierno de Barkos. Peor aún, esas ausencias evidencian que UPN y PP sólo amparan a un grupo de víctimas de ETA a las que consideran suyas, y en ese delirio partidista convierten en incompatible ese amparo con el reconocimiento de otras violencias y violaciones de derechos humanos que son igualmente injustas e ilegítimas. La misma posición que han mantenido y aún hoy mantienen con las miles de víctimas navarras del terrorismo franquista. Olvidan la responsabilidad democrática de los representantes políticos de la sociedad de buscar puntos de encuentro que impulsen la convivencia democrática y obvian la pluralidad de quienes han sido víctimas de las violencias también en Navarra. Sin olvidar que ha sido el PP, un partido residual en Navarra con sólo dos escaños en el Parlamento foral, el que ha arrastrado a UPN a una estrategia penosa en la que no tiene nada que aportar por su propio criterio político para impulsar que Navarra avance hacia un modelo de convivencia basado en el respeto, el reconocimiento y la memoria de todas las víctimas de todos los terrorismos y de todas las violencias. Un pobre papel para UPN si pretende volver a jugar un papel efectivo en la Navarra real de este siglo XXI.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »