Medicina en la UPNA, ¿para cuándo?

Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

en pleno 2017, y en el que será el año del 30 aniversario de la UPNA, resulta incompresible que Navarra, con un sólido y prestigioso sistema público de Salud, no cuente con una Facultad de Ciencias de la Salud más potente y completa que la existente (donde se ofertan el Grado de Enfermería en Iruñea y el de Fisioterapia en Tutera) y, sobre todo, donde las navarras y los navarros tengan la oportunidad de cursar los estudios que les llevarían a poder ejercer la medicina en su propia tierra y en un sistema público.

Porque sí, sabemos que la opción existe en Navarra, en la Universidad privada, bajo un ideario de la propia ciencia sesgado y a un precio inalcanzable para la inmensa mayoría de la sociedad. Es decir: para unos pocos. Según los datos que la página web de esta entidad ofrece para el curso 2017-2018, la matrícula para un año académico en Medicina asciende a 14.730 €. El grado consta de 6 cursos, por lo que estamos hablando de que hoy en día estudiar el Grado de Medicina en Navarra supone un desembolso de 88.380 € sólo en gastos de matrícula. Prohibitivo. Inaccesible. No poder pagar los estudios en esta universidad o tener que marcharte a otra comunidad a hacerlo se hace sencillamente imposible para muchas familias y esto condena a numerosas navarras y navarros a tener que optar por otros estudios profesionales a pesar de tener vocación de médicos. No se está garantizando a los ciudadanos navarros la igualdad de oportunidades, pues solo puedes ser médico si tienes medios para costearlo.

La UPNA quiso poner en marcha la maquinaria para implantar el Grado de Medicina, así lo avala el estudio sobre viabilidad que, por mandato parlamentario, se encargó allá por 2009, pero llegaron tiempos difíciles económicamente y esta inversión quedó apartada. Han pasado 8 años y entendemos que ya es hora de actualizar este estudio y adaptarlo a la realidad de hoy en día para ver cómo abordarlo y por dónde empezar. La crisis ha sido un problema para emprender este tipo de iniciativas pero no podemos perder de vista que en comunidades como Illes Balears, donde tampoco existía el Grado de Medicina público, su Gobierno lo ha puesto ya en marcha durante el presente curso 2016- 2017. Y es muy conveniente recordar que, aunque parezca increíble, en todo el Estado español tan sólo dos comunidades autónomas no cuentan actualmente con estudios de Medicina en sus universidades públicas: La Rioja y Navarra.

No nos valen los argumentos de que es muy cara. La inversión que se haga para implantar estos estudios revertirá sin duda en la sociedad navarra como ya lo ha hecho la UPNA en sí misma e impulsará el desarrollo de nuestra Comunidad. Además, como recientes informaciones en prensa reflejan, el Departamento de Salud trabaja para cubrir más de 600 plazas de médicos que se jubilarán en los próximos 10 años. Hay que poner la Facultad en marcha y que se forme la primera promoción… El Gobierno va tarde. Ya es hora de superar el inmovilismo de gobiernos anteriores, que han optado por mantener el monopolio de la UN y de sus intereses particulares, por encima del interés general.

Durante el último año la implantación de estos estudios han sido objeto de numerosas comparecencias en el Parlamento. Así, el consejero de Educación, Sr. Mendoza, lo ha hecho a fechas 6 de octubre y 10 de enero y también el rector de la Universidad Pública de Navarra, don Alfonso Carlosena, el día 2 de noviembre en comisión parlamentaria. En ella, expresó de manera clara que la UPNA desea contar con este grado entre su oferta y así también lo han solicitado algunos grupos parlamentarios, entre ellos EHBildu, que ha sido el artífice de varias preguntas y peticiones de comparecencia durante los últimos meses.

Y es que a nuestro entender el tema apremia y es el momento de adoptar decisiones políticas y académicas audaces. Han pasado casi dos años de legislatura sin que se hayan dado pasos firmes en torno a esto, a pesar de que así lo recoge el acuerdo programático que sostiene al Gobierno de Navarra. Como es sabido, la UPNA se encuentra inmersa en un proceso de análisis para la implantación de nuevas titulaciones y aunque entre ellas no se contempla el Grado de Medicina, nos parece el momento adecuado para que el Ejecutivo aborde un estudio actual y acorde a la situación de nuestra comunidad que guíe en los pasos a dar para que esta histórica demanda se convierta más pronto que tarde en una realidad y ofrezca a las navarras y los navarros la oportunidad de desarrollar su vocación en nuestra propia tierra y en una institución pública. Los datos que recoge la propia Universidad pública cada año al realizar la prueba de acceso reflejan que estos estudios son de los más demandados y que esta demanda se mantiene año tras año. Así, entre los años 2013 y 2015 el número de estudiantes navarros que solicitaron traslado de expediente a otras universidades para cursar el grado de Medicina ascendió a 259. ¿Vamos a seguir permitiendo esta fuga de cerebros?

Firman este artículo: Verónica Ferreira, vocal del Consejo Social de la UPNA y Miren Aranoa y Bakartxo Ruiz, parlamentarias de EH Bildu Nafarroa