Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El terremoto, agitado en las redes sociales

la policía de egüés atendió una llamada que avisaba de un accidente en un ascensor. fue una falsa alarma

Un reportaje de G. Montañés/A. Rodríguez - Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Las bromas sobre el terremoto.

Las bromas sobre el terremoto.

Galería Noticia

Las bromas sobre el terremoto.Las bromas sobre el terremoto.Las bromas sobre el terremoto.Las bromas sobre el terremoto.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

¿Cuánto tiempo pasó desde el primer terremoto a recibir el primer meme? Los seísmos registrados ayer en Navarra pusieron a prueba la ocurrencia de los usuarios de las redes sociales o de la aplicación telefónica WhatsApp, y estas volvieron a responder. En menos de 15 minutos. Otra cuestión fueron los bulos, que también surgieron poco después del primer temblor, registrado a las 7.43 horas, y que, según apuntaron después desde el Gobierno de Navarra, provocaron que hubiera más llamadas de alerta al teléfono de emergencias 112.

Uno de los primeros avisos fue el de la aparición de una grieta en la calzada junto a una rotonda de Pamplona, situada en Sancho el Fuerte a la altura de la Casa de la Misericordia. Fuentes de la Policía Municipal detallaron después que la carretera ya se encontraba así antes del terremoto, por lo que desmintieron ese aviso de forma “taxativa”. Las mismas fuentes apuntaron que en la central de coordinación del 092 recibieron alrededor de 140 llamadas.

La Policía Local también hizo un llamamiento a la tranquilidad de los vecinos porque, aunque el terremoto se notó en la ciudad, este no causó “problemas graves en el entramado urbano ni tampoco en domicilios particulares”. “Una vez que han pasado los primeros momentos de alarma tras el terremoto sufrido en la Cuenca de Pamplona ha llegado la tranquilidad total”, destacó el Cuerpo a través de un comunicado.

Pasadas unas horas, sí se dio parte de incidentes leves. Por ejemplo, según confirmaron fuentes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), en la cocina del edificio de comedor del campus de Arrosadia los temblores provocaron la caída de algunos ladrillos situados en el falso techo, sin que se produjeran mayores daños. También se registró la caída de unos azulejos en las instalaciones del colegio público de Azpilagaña.

el ascensor en egÜés Por otro lado, la Policía Municipal del Valle de Egüés, el epicentro de la primera réplica del terremoto, también destacaron la cantidad de llamadas recibidas tras estos movimientos sísmicos. Algunas eran de ciudadanos y ciudadanas que pensaron que se trataba de “una bomba”, otras de personas que pedían explicaciones del origen del temblor. También hubo escolares que, al sorprenderles el terremoto en la calle esperando al autobús para ir al colegio, simplemente echaron a correr.

Una de esas comunicaciones puso en alerta al Cuerpo, después de que un vecino pensara que se había caído el ascensor del inmueble al oír gritos en el portal. Al parecer, esos gritos procedían del susto por el terremoto y, finalmente, una patrulla desplazada al lugar comprobó que no había habido un accidente y que se trataba solo de “una anécdota”, según apuntaron las mismas fuentes. Esa patrulla también comunicó que no era necesaria la llegada de una ambulancia ni de los bomberos, que al parecer ya habían sido alertados.