Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Le piden entre 18 meses y 5 años

“Me echó al suelo y empezó a sobarme. Me salvó que viniera la ambulancia”

Le piden entre 18 meses y 5 años por tocar el pecho en San Fermín a una mujer que no podía andar por artrosis

Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Fachada del Palacio de Justicia.

Fachada del Palacio de Justicia. (Archivo)

Galería Noticia

Fachada del Palacio de Justicia.

PAMPLONA. Un acusado de agredir sexualmente a una mujer los pasados Sanfermines, aprovechando que esta tenía un problema de artritis, ha asegurado hoy en el juicio que solo trataba de “ayudarla” y que su gesto pudo haber sido “malinterpretado”. Según la Fiscalía, a las 06.00 horas del 12 de julio la víctima esperaba “sola” y “tumbada en el suelo” una ambulancia que ella misma había llamado, porque “apenas se podía mover”, circunstancia que “aprovechó” el procesado, quien “se abalanzó sobre ella y sin su consentimiento y con ánimo libidinoso le tocó los pechos, huyendo del lugar cuando llegaba la ambulancia”.

“ME MALINTERPRETÓ” Retenido por uno de los voluntarios de la DYA, en la mañana de ayer en la vista oral aseguró que no tocó ningún pecho a la mujer y, a preguntas del fiscal, señaló que “puede ser” que la víctima “malinterpretara” el gesto de intentar “cogerla por los sobacos para incorporarla”. “Estaba en una posición antinatural, me acerqué a ella y, como no me contestó, intenté ayudarla”, ha asegurado, y añadido que cuando la mujer le dijo “déjame en paz” pensó que “era algo de alcohol” o “una borrachera” y “no se metió más”. “Solo le cogí de las axilas”, reiteró, mientras que la mujer notó que alguien se le “echó encima”, la “tiró al suelo” y la empezó a “sobar” y “toquitear fuerte”. “La ambulancia me salvó la vida, no sé lo que me hubiera hecho esa persona. Empezó a tocarme los pechos, pero no sé cómo hubiera seguido”, indicó, y negó rotundamente que el hombre intentara ayudarla en ningún momento sino que fue a agredirla.

Aunque la Fiscalía ha mantenido la petición de 18 meses de cárcel, ha modificado la calificación inicial de “abuso” por la de “agresión sexual”, debido al uso de la fuerza, mientras que la acusación particular pidió 5 años de prisión por los agravantes de nocturnidad y la situación de enfermedad de la víctima. Ambas acusaciones piden 3.000 euros de indemnización a la víctima por daños morales. La acusación particular subrayó que el procesado, “en vez de quedarse a ayudar, lo hizo con nocturnidad y abuso de superioridad”, y destacó “la violencia que se usó”. Por contra, la defensa pidió la absolución porque “en ningún momento” abordó a la mujer de forma libidinosa, además de que ésta “no puede acreditar sin lugar a dudas los hechos que denuncia”, por lo que pudo haber “malinterpretado” las intenciones del acusado. - Efe