oportunidad la coincidencia de intereses

Diez líneas de acción en el Plan para el futuro Parque Comarcal Ezkaba

El diagnóstico del proyecto valora como una oportunidad la coincidencia de intereses municipales para ordenar este espacio

Sábado, 11 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Superficie que ocupará el futuro Parque Comarcal Ezkaba, con los municipios en los que está integrado y los distintos valores asociados al monte.

Superficie que ocupará el futuro Parque Comarcal Ezkaba, con los municipios en los que está integrado y los distintos valores asociados al monte.

Galería Noticia

Superficie que ocupará el futuro Parque Comarcal Ezkaba, con los municipios en los que está integrado y los distintos valores asociados al monte.

pamplona- El Parque Comarcal Ezkaba ya tiene sentadas las bases para las futuras actuaciones que le darán forma. El jueves se entregó el documento final del Plan, coordinado y dirigido por la MCP y elaborado con las entidades locales del ámbito tras un dilatado proceso de participación pública. El objetivo común es reordenar este espacio natural, definir usos y convertirlo de manera coordinada en un parque comarcal.

En el Plan se priorizan líneas de acción para satisfacer las demandas más urgentes a corto y medio plazo. Pero habrá que esperar. Una vez tramitado el PSIS necesario, con el pertinente periodo de exposición pública, las alegaciones, etc... se prevé que el Plan esté aprobado definitivamente en 2018. A partir de ahí “las estimaciones de tiempo irán vinculadas a la demanda, disponibilidad económica y factores socio-económicos coyunturales”, detalla la Memoria Justificativa del Proyecto.

En esa memoria se desgranan las 10 líneas de actuación que abarcan la superficie completa del PSIS: garantizar la gestión forestal sostenible, conservar y mejorar los ecosistemas naturales, mantener la capacidad productiva de los pinares de la cara norte, reducir el riesgo de incendios forestales y facilitar su extinción en caso de propagación, mejora del hábitat para la fauna y flora silvestre, restauración de áreas degradadas y minimización de impactos, seleccionar y mejorar la red de caminos del parque, fomento de actividades deportivas y de ocio vinculadas al monte, labores de sensibilización y educación y, por último, la puesta en valor del patrimonio cultural de los montes. A su vez, estas 10 líneas incluyen cuatro planes y 40 proyectos específicos.

el diagnósticoEl Plan incluye una memoria informativa con un diagnóstico que desgrana las debilidades (complejidad administrativa, difícil accesibilidad, erosión del suelo, escasa y diversa señalización de los itinerarios, etc...), amenazas (proceso urbanizador continuo, la PA-30 o el desconocimiento del valor monumental del fuerte), fortalezas (excelentes miradores, diversos hábitats de interés, usos compatibles con la conservación del ecosistema...) y oportunidades, como la coincidencia de intereses municipales para ordenar el espacio como Parque Comarcal, un PSIS que servirá como instrumento para fijar esos objetivos comunes o los años de maduración del proyecto y la gran coincidencia en las ideas.

las propuestasDurante los tres últimos meses de 2016 se llevó a cabo el proceso de participación ciudadana vinculado al proyecto. La mayoría de las 278 propuestas recibidas apuestan por un modelo de parque sin grandes intervenciones, conservando y mejorando el carácter natural de los montes, un espacio mixto con bosques autóctonos y áreas de pastizales y un patrimonio cultural restaurado y cuidado.

Por otra parte, se han planteado usos muy diversos para el parque, como los propuestos por grupos de usuarios habituales de carácter deportivo y los provenientes de vecinos y vecinas que residen cerca del parque y que buscan un ocio activo más ligado a los paseos, y que por tanto piden caminos adecuados y seguros.

De forma paralela a la elaboración del proyecto, desde el año pasado se están llevando a cabo algunas medidas urgentes para contribuir al mantenimiento y limpieza del monte. A lo largo de 2016 se cerraron varias pistas, se colocó cartelería y papeleras y, por último, se contrató una brigada de mantenimiento que semanalmente limpia el monte.

En 2017 continúan las tareas de mantenimiento y limpieza. Además, se ha elaborado el proyecto de caminos -en colaboración con la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada y diferentes colectivos ciclistas-, cuya señalización será ejecutada por voluntarios formados por la federación y por una empresa contratada con ese fin. Esta red de caminos será inaugurada en una jornada de voluntariado que se celebrará en junio. - D.N.