Errores u otras cosas

Por Tomás de la Ossa - Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Infantino, presidente de la UEFA, ha aprovechado el escándalo de las decisiones arbitrales en el Barça-PSG para reivindicar el uso del vídeo en el fútbol y evitar así “esos errores”. Y nosotros, aunque entusiastas partidarios del uso de las tecnologías para arbitrar mejor el fútbol, solo podemos decir que el vídeo es una condición necesaria, pero no suficiente. Sí, podría corregir muchas equivocaciones, pero solo en los casos en los que el árbitro no tenga como misión ayudar a uno de los dos equipos. No sabemos si lo fue el de Barcelona (no es lo mismo ser un caserazo que un vendido, aunque los efectos sean los mismos), pero sí que recordamos muchos casos indiscutibles, con Al Ghandour (el del Corea-España) a la cabeza, en los que el vídeo no habría servido de nada, porque el árbitro habría jurado que era de noche a mediodía. Por desgracia, no hay tecnología para garantizar la honradez arbitral. Se la tienen que traer de casa.