Visita del Promesas al filial del Celta

11.45 horas los rojillos aspiran a alejarse de la zona de descenso ante el tercer clasificado

Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- El filial rojillo partió la mañana de ayer hacia tierras gallegas, donde se enfrentará esta mañana al filial del Real Club Celta de Vigo B en el Estadio Municipal de Barreiro a partir de las 11:45 horas.

Jose Manuel Mateo, técnico del filial rojillo, ve el partido de hoy como una batalla. “Es un partido atractivo, con ese plus que supone enfrentarse a otra cantera, es como una batalla. Es un duelo muy motivante para nosotros y para ellos, saldremos al campo a morder desde el minuto uno”.

El conjunto rojillo no podrá contar con los servicios de Luís Perea, que cumple ciclo de amonestaciones tras ver ante el Palencia la quinta tarjeta amarilla, ni con Javi Martínez, Iván Márquez y Antonio Otegui, estos últimos con molestias.

Por su parte, los rojillos recuperan a Diego Rubio, ausente en los últimos enfrentamientos debido a una lesión, y a Aritz Eguaras, que no jugó la semana pasada por sanción tras ser expulsado en Santander, en la derrota rojilla.

El técnico del rival, Alejandro Menéndez, ha convocado a diecinueve jugadores para el partido de mañana, por lo que tendrá que descartar a uno de sus pupilos antes del encuentro. Destaca la ausencia de Iván Villar, quien ha entrado en la lista de Eduardo Berizzo, entrenador del primer equipo, para el choque frente al Villarreal C. F.

No se le antoja un partido nada fácil al Promesas, debido a la situación de los celestes en la tabla. “Son un equipazo, se están jugando la liga con la Cultural y Deportiva Leonesa y el Racing. En la ida en Tajonar se vio que eran un gran bloque y que jugaban un precioso fútbol”, destacó Mateo.

Sin embargo el míster rojillo recalcó ayer el buen estado de forma de sus pupilos. “La victoria del sábado pasado nos ha dado mucha moral. El equipo estaba jugando bien, pero no llegaban los resultados, por lo que ganar la jornada pasada fue una gran alegría para todos nosotros”. - Diego Eusa