Bengoetxea y Larunbe remontan un 13-3

Un primer punto de fe

parejas bengoetxea y larunbe remontan un 13-3 y dan un paso de gigante hacia la final

Jon Viedma Carrera Iñaki Porto - Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Oinatz Bengoetxea celebra la victoria ante la mirada cabizbaja de Olaizola II, que erró su último saque.

Oinatz Bengoetxea celebra la victoria ante la mirada cabizbaja de Olaizola II en una imagen de archivo. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Oinatz Bengoetxea celebra la victoria ante la mirada cabizbaja de Olaizola II, que erró su último saque.

“Al principio veía difícil la vuelta, pero Mikel se ha venido arriba” “Ha sido una tarde muy completa, de las más bonitas de mi carrera”

Olaizola II-Untoria 18

Bengoetxea VI-Larunbe 22

Duración 59:11 minutos de juego.

Saques 3 de Olaizola II por 3 de Bengoetxea VI. Una falta de saque de Aimar Olaizola (tanto 22).

Pelotazos 467 pelotazos en juego.

Tantos en juego 13 de Olaizola, 14 de Bengoetxea y 2 de Larunbe.

Errores 3 de Olaizola, 3 de Untoria, 1 de Bengoetxea y 4 de Larunbe.

Marcador 6-0, 6-3, 12-3, 12-5, 13-5, 13-12, 15-12, 15-18, 16-18, 16-20, 17-20, 17-21, 18-21, 18-22.

Incidencias Partido correspondiente a la primera jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas de la LEP.M. Frontón Labrit, lleno. 1.000 espectadores.

PAMPLONA- Olaizola II-Untoria y Bengoetxea VI-Larunbe abrieron el telón de las semifinales con un auténtico partidazo. El juego de los cuatro pelotaris acompañó perfectamente al gran ambiente que se vive cada sábado en el Labrit, que vio un encuentro casi sin errores y repleto de tantos de calidad. El choque también dispuso de una pequeña dosis de emoción final, que no pudo ser más grande por un fallo de Aimar Olaizola en el último saque. Con el 18-21 el goizuetarra se dejó llevar por la ambición y calculó mal la salida de frontis de su última pelota -un material algo exagerado, que se metía a rebote sin llegar a la línea del 7-. Aimar, en su intento de alejar lo máximo posible su disparo inicial para poder arriesgarse con el remate, sobrepasó claramente la línea de pasa.

Quien si pudo sumar su primer punto fue la pareja azul, que a base de trabajo pudo remontar un partido que se les puso muy difícil con un 13-3 en contra. Aimar apareció en escena como un vendaval y dio un auténtico recital de cómo terminar un tanto. Además estuvo acompañado de un buen Untoria que sometió a Larunbe, que no pudo achicar tanta pelota. El zaguero vizcaíno no pudo devolver tres restos, tiró una a la contracancha y dejó varias claras para que Aimar finalizase.

Pero el de Galdakao supo reponerse, y las tornas cambiaron. Él mandaba en la zaga y su compañero Oinatz movía a Aimar de lado a lado. Así, los azules llegaron a acercarse en el marcador -13-12-.

Entró el partido entonces en su fase más bonita. Con la igualdad en el luminoso las dos parejas se adentraron en una lucha por cada tanto, con los dos delanteros alternando sus mejores golpeos. Mientras Aimar sacaba a relucir sus ganchos de tiralíneas, Bengoetxea le buscaba desplazarse lateralmente con continuas paraditas al txoko -en una cometió un estorbo que le dieron buena-. En los cuadros traseros Larunbe -que firmó un gran segundo tramo- comenzó a soltar estopa y terminó minando a un Untoria que, a pesar de cuajar un gran partido, fue de más a menos y pasó de dominar a ser dominado.

Ya en el final, Aimar aumentó la tensión con una dejada perfecta al rincón. El 18-21 hacía creer a los presentes en un final todavía más apretado, pero no pudo ser así. El navarro, para nada habituado a cometer este tipo de errores, se equivocó y midió mal la distancia, cometiendo una pasa que les aleja de la final pero que acerca a ella a sus compañeros de empresa.

Con este punto, Bengoetxea y Larunbe suman su primer punto, algo que siempre es importante ya que estadísticamente quienes consiguen vencer en el primer partido de semifinales terminan luchando por la txapela. Sin embargo, en un campeonato marcado por la igualdad, no pueden confiarse y deberán vencer al menos un partido más para alcanzar su objetivo.

El partido de hoy

La hora de la verdad

Lucha por el primer punto. Esta tarde (18.00, ETB1) se juega en Eibar la otra jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato Parejas de la LEP.M. Llega la hora de la verdad para las dos parejas de Aspe. Irribarria-Rezusta y Elezkano II-Zabaleta luchan por el primer punto que les meta un pie en semifinales. Todos los focos están puestos en la pareja guipuzcoana, ya que los dos zurdos deben certificar que la solvencia que han mostrado en cuartos -donde solo perdieron dos partidos de catorce- tiene continuidad. Por su parte, la pareja azul intentará dar la sorpresa ante sus compañeros, que con la vitola de favoritos pueden ceder ante la presión.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »