Emisión imposible

Y TVE apuesta por repetirse

Por Javier Arizaleta - Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

TVE vuelve otra vez a las andadas. Como si el tiempo pasara en balde, se permite programar iFamily, un típico producto televisivo que alguien debió sacar del cajón de los recuerdos de los tiempo en los que Ana Obregón trabajaba de guionista de día, de actriz de tarde y de striper de noche. Una producción anticuada que pone en danza a dos de los actores de moda: Antorio Garrido, que viene del blanco y negro de El Caso,y Raúl Fernández, de Con el culo al aire. Y fíjate, Carol, que como ya sé que no la has visto ahora viene la sorpresa: ¿sabes quién hace de camarero? El mismo. Antonio Resines. el deLos Serrano, el de Los Ladrones van a la oficina, el de Aquí paz y después gloria... Nadie sabe si esta apuesta de la tele pública es a caballo ganador leído en un periódico de 1999 o una de las maneras que en este negocio tienen de mantener amigos. Está claro que este tipo de series ya no tienen nada que hacer con las nuevas propuestas televisivas, entre ellas su competencia en Telecinco con Sé quien eres, pero en TVE prefieren seguir haciendo un tipo de tele como de hace veinte años. Solo así se explica que arranquen el prime time de la noche con ese cajón de sastre que conduce o lo que sea Javier Cárdenas y que hasta su nombre (Hora punta) llega con retraso. Aunque está claro que esto es lo que nos merecemos si quien maneja el la televisión pública más importante del Estado es un tipo como José Antonio Sánchez. El jueves compareció ante la Comisión Mixta Congreso-Senado de control parlamentario de la sociedad RTVE. Una comparecencia que apenas empezó ya quería acabar. Sirvió por lo menos para que por el micrófono abierto reconociera a todo el mundo que tiene un gran sueldo: nada más que de 197.125,44 euros. Se podría decir que está tan bien pagado que ni le hace falta pensar en hacer un poco mejor la televisión.