festival internacional de cine documental

‘The Host’, de Miranda Pennell, gana el Gran Premio Punto de Vista 2017

|

Ana Oliveira Lizarribar Mikel Saiz - Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

De izquierda a derecha, David Arratibel, Miranda Pennell y Eric Pauwels, en Baluarte tras la gala de clausura.

De izquierda a derecha, David Arratibel, Miranda Pennell y Eric Pauwels, en Baluarte tras la gala de clausura. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, David Arratibel, Miranda Pennell y Eric Pauwels, en Baluarte tras la gala de clausura.

pamplona- El largometraje The Host, de la británica Miranda Pennell, recibió ayer el Gran Premio Punto de Vista (10.000 euros) de la 11ª edición del certamen. El público, por su parte, escogió Converso, del realizador navarro David Arratibel, como su película favorita del festival.

La Sala de Cámara de Baluarte, sede de las principales proyecciones de la programación, alojó en la tarde de ayer la gala final de esta edición, la última de Oskar Alegria al mando de la nave. En unos días se sabrá quién le sustituye. El todavía director de Punto de Vista se despidió el certamen con un montaje, Oteiza y la luna, en la que subió a las tablas al genio de Orio, encarnado por el actor Ion Martínez. Ataviado con la indispensable bufanda roja y apoyado en un bastón, el actor protagonizó distintas escenas de la gala, en las que Jorge Oteiza expuso al público sus ideas sobre el concepto de volar, construyó un cementerio para descansar junto a Itziar y condujo una expedición a lo más profundo de la tierra, concretamente a la cueva de Isturitz, a través de unas imágenes en las que el músico Mixel Etxekopar toca una réplica de la flauta hecha con hueso de ala de buitre encontrada en el enclave de Iparralde. La cultura preindoeuropea -y vasca- reivindicada por Oteiza brillaron en una ceremonia en la que, como el año pasado, los premiados solo subieron a recibir sus distinciones. Sin discursos.

denuncia internacionalEl jurado ya había hablado unas horas antes. Sus componentes, Alain Fleischer, Vivi Tellas, Alekandr Balagura, Toby Lee y Daniele Dottorini, determinaron que The Hostfue la mejor de la Sección Oficial-La Región Central “por su capacidad de trazar un viaje cinematográfico del ámbito personal al político, indagando en una historia colonial cuyas consecuencias siguen vigentes hoy día. Por su rigor formal y uso de material de archivo, representa un impulso importante en el cine contemporáneo”. Como un álbum que toma vida propia, la película de Pennell combina la memoria personal de la cineasta -el pasado de sus padres tras ser destinados a British Petroleum en Irán- y la memoria colectiva, tomando la forma de una gran denuncia internacional.

Del mismo modo, el jurado otorgó el Premio Jean Vigo a la Mejor Dirección (5.000 euros) a Eric Pauwels, responsable de La deuxième nuit, “por trabajar materiales y estilos diversos dotándoles de unidad. Y por su capacidad de poner en relación la memoria, las palabras y las imágenes del cine como propuesta de libertad poética”. Y distinguió con el Premio al Mejor Cortometraje (3.000 euros) a Foyer, de Ismaïl Bahri, “porque es elegante en su sencillez y economía de recursos, su minimalismo hace un guiño a cuestiones geopolíticas de mayor envergadura y también al potencial social del cine. De la pantalla en blanco surgen una infinidad de imágenes”.

El Premio Especial del Público (1.500 euros) correspondió a Converso, de David Arratibel, el único director navarro presente en la sección competitiva. Por otro lado, el Premio de la Juventud (1.500 euros) fue a parar a 5 October, de Martin Kollar, “por la utilización del diario para reflejar los momentos claves de la historia que nos cuenta, por tratar al público con respeto e inteligencia, porque sentimos que habla a un grupo de personas que empiezan a enfrentarse a los problemas que trae la vida sin llegar a aleccionar o reivindicar nada”.

x films

María Cañas. Un comité formado por Sergio Oksman, Iván Pintor y Victor Candeias decidió ayer otorgar el Proyecto X Films a María Cañas “por su capacidad para reconocer procedimientos expresivos de los lenguajes audiovisuales contemporáneos y trasladarlos al ensayo cinematográfico. Por la atención hacia rituales y comportamientos y su cuestionamiento desde las formas audiovisuales. Por la profunda inscripción del proyecto en la historia y patrimonio de Navarra y, concretamente, de la ciudad de Pamplona. Por su vocación popular y el deseo específico de llegar a un espectador lo más amplio posible”. Asimismo, este Comité de Selección quiere destacar “la extrema calidad de las propuestas recibidas y su atención a la innovación formal”.