El plano de los sentimientos

Luis Beguiristain - Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

En lo que se refiere a cultura, al cuatripartito le interesa más tener a la gente entretenida en cosas fáciles que tratar de estimular a las personas para despertar la consciencia en el sentido social y personal. Se ha confundido el plano de las emociones con el amor, y es un error tremendo. De hecho, las emociones se corresponden más con el plano animal que con el humano. Por eso, las personas que no controlan la razón fría por encima de sus sentimientos, pueden cometer barbaridades, sean preconcebidas o de tipo impulsivo. Lo que se llaman homicidios de género se producen por descontrol de las emociones. Y se quiere abordar o atajar el problema solamente desde el plano policial y de la justicia. Pero nadie levanta la voz para gritar que ese tema de la educación emocional hay que abordarlo desde la niñez y hasta la adolescencia y la juventud, mediante programas educativos en las escuelas y centros de especialización. Las personas que han sido capaces de matar, y de apoyar esos actos, por ideas (sentimientos) de raza o de lengua, en realidad no quisieron comprender la dinámica del universo y del bien, porque han bloqueado el razonamiento objetivo sobre la vida y aquello que nos ha hecho existir, poniendo antes en su cabeza todo lo que sean sentimientos hacia su raza y costumbres y hacia la tierra en la que han vivido, ellos y sus generaciones anteriores. ¿Qué es amor? Algunos creen que dándoles a sus hijos todos los caprichos emocionales les están enseñando la práctica del amor. Pero yo digo lo contrario: solamente cuando las personas padecen, por las circunstancias de la vida, los verdaderos dolores emocionales y de soledad íntima, solo entonces podrán estar en actitud de empezar a comprender el sentido de la vida y de lo que llamamos amor. A los políticos no les motiva el que las personas sean más conscientes. Quieren que las distintas corrientes sociales se dejen manejar fácilmente.