Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Se saldaron con cuatro detenidos de Rentería

El Ayuntamiento de Pamplona rechaza los altercados

Cuatro detenidos de Rentería tras el lanzamiento de piedras y botellas en el Casco

Domingo, 12 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

[VÍDEO] Incidentes en el Casco Antiguo terminan con cuatro detenidosReproducirLos desperfectos causados se podían ver ayer en calles como Mercaderes.

“Rechazamos estos actos, que buscan entorpecer el camino elegido por la sociedad hacia la paz”

pamplona- “Máxima preocupación por los lamentables sucesos de hoy. Hemos comenzado a limpiar las zonas afectadas. Mi solidaridad con vecinos y hosteleros”. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron (EH Bildu) valoró ayer de esta forma, a través de la red social Twitter, los altercados sucedidos en el Casco Viejo de Pamplona, que se produjeron tras una manifestación vinculada a un sector crítico de la izquierda abertzale.

Cuatro jóvenes, todos de Rentería (Gipuzkoa), y al parecer uno de ellos menor de edad, fueron detenidos por la Policía Nacional tras esos graves incidentes, que la Delegación del Gobierno en Navarra atribuyó al grupo ATA (Movimiento por la amnistía y contra la represión). Durante los altercados hubo lanzamiento de botellas, piedras y otros objetos por parte de los manifestantes contra la Policía, que lanzaron salvas de ruido y varios pelotazos, según confirmaron desde la Delegación.

Las mismas fuentes apuntaron que la manifestación no estaba comunicada. En su convocatoria, se citaba a acudir a las 18.00 horas en la plaza San Francisco de Pamplona bajo el lema “Errepresioari autodefentsa”. Esa movilización contó con el apoyo de Herritar Batasuna, sector crítico dentro de la izquierda abertzale, que animó a movilizarse contra la represión y por una “Euskal Herria independiente, socialista, reunificada, euskaldun, feminista y ecologista”.

Los enfrentamientos se produjeron en calles como Chapitela, Comedias o Mercaderes. Se volcaron contenedores (según el primer balance, hubo más de seis quemados) y un cajero automático resultó muy dañado, aunque no se descartó que haya más desperfectos en el mobiliario urbano. Esta situación de tensión obligó a cerrar algunos comercios y bares durante más de una hora, según apuntaron testigos de los altercados, y también el paso por varias calles del centro.

Fuentes de la Delegación del Gobierno aseguraron que, durante el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, manifestantes lanzaron “piedras, botellas y otros objetos”. La Policía lanzó salvas de ruido y, después, varios pelotazos. Tras los altercados, se informó de la detención de al menos cuatro jóvenes, con domicilio en el municipio guipuzcoano de Rentería, que iban encapuchados. Herritar Batasuna cargó después contra la actuación policial.

el rechazo de los altercados Ante lo sucedido, EH Bildu rechazó a través de un comunicado los altercados. La coalición aseguró que estos actos buscan “entorpecer el camino elegido por la mayoría de la sociedad para avanzar hacia un escenario de paz de convivencia y de normalización política”. EH Bildu, además, rechazó el uso de la violencia con fines políticos y reafirmó su compromiso para “trabajar por la soberanía de este pueblo por medios democráticos y exclusivamente pacíficos”.

A través de las redes sociales, Geroa Bai rechazó y condenó los incidentes: “La violencia nunca es el camino”. También lo hizo a través de Twitter la secretaria general del PSN, María Chivite: “Lamentables los incidentes ocurridos en Pamplona. Pensaba que esto formaba parte del pasado”. El partido socialista, a través de una nota, lamentó que siga habiendo quien defiende y ejerce la violencia, “que es un camino a ninguna parte”. La formación reivindicó “la convivencia pacífica y el respeto a los principios democráticos, la defensa de las ideas con la palabra y jamás con cualquier tipo de violencia, sea verbal, física o de otra índole”. - Agencias/D.N.

Podemos e I-E rechazan al violencia como medio de reivindicación política

Podemos e I-E han mostrado este domingo su rechazo al uso de la violencia como medio para la reivindicación política, tras los incidentes registrados ayer en el Casco Viejo de Pamplona. Tras mostrar en un comunicado su "condena" por lo ocurrido, Podemos sostiene que "la violencia nunca puede convertirse en el medio para reivindicar ninguna postura política, ideológica ni de cualquier otra índole". "Seguiremos defendiendo la necesidad de establecer y asentar medidas que garanticen la paz y la convivencia", añade, y subraya que "encontrar alternativas para canalizar los malestares sociales de los últimos tiempos de una forma serena y razonable es responsabilidad de todos". Podemos muestra además su solidaridad con los comerciantes que se vieron afectados por estos altercados. Por su parte, Izquierda-Ezkerra "condena los lamentables disturbios ocasionados por grupos de encapuchados" y subraya en otra nota de prensa que "el legítimo" derecho a manifestarse "no puede desembocar en este tipo de acciones, que recuerda a la actuación de algunos grupos en tiempos no muy lejanos". "Quienes consideramos que las movilizaciones son una herramienta imprescindible para lograr reivindicaciones necesarias, entendemos que el estilo de confrontación violenta ataca directamente a la tranquilidad de ciudadanos y ciudadanas, y además debilita y dificulta nuestro quehacer, al tiempo de deslegitima las demandas de quienes lo realizan", puntualiza I-E. Y por ello hace "un llamamiento a poner fin a esta forma de actuar, que tanto daño hacen al conjunto de la ciudadanía en general y a los movimientos sociales y políticos de la izquierda en particular".

Comerciantes y hosteleros muestran su "rotunda condena"

La Asociación de Comercio, Hostelería y Servicios del Casco Antiguo de Pamplona ha hecho público un comunicado en el que expresa su "más enérgico rechazo y rotunda condena a los sucesos acaecidos" ayer. La asociación indica que los disturbios tras una manifestación de abertzales radicales hicieron que se volvieran a vivir "escenas que creíamos felizmente superadas, con episodios cargados de una violencia extrema". Denuncian además "amenazas y ataques" a algunos establecimientos de la zona, y aseguran que "muchos tuvieron que cerrar o semicerrar temporalmente" no solo "por su propia seguridad" sino también "por la de los clientes" que se encontraban en el interior.