May tiene un plan B para el ‘brexit’ por si fallan las negociaciones con la UE

Un comité de diputados podría acusar de negligencia al Gobierno británico si rompe las conversaciones con Bruselas

Lunes, 13 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

David Davis, ministro británico para el ‘brexit’.

David Davis, ministro británico para el ‘brexit’. (Foto: Efe)

Galería Noticia

David Davis, ministro británico para el ‘brexit’.

londres- El Gobierno británico está preparando un “plan de contingencia” en el caso de un improbable fracaso en las negociaciones con Bruselas para abandonar la Unión Europea, declaró ayer el ministro británico para el brexit, David Davis.

La primera ministra del país, Theresa May, comenzará a finales de este mes las negociaciones para la salida de la UE, un proceso que decidirá el futuro político y económico del país, bajo la amenaza de un comité de diputados que podría acusar de negligencia al Gobierno británico si rompe las conversaciones en algún momento.

El ministro Davis consideró que “ese escenario no es ni remotamente probable” y se mostró convencido de que “un buen resultado es algo que va en beneficio de todos”, a pesar de las amenazas vertidas por el Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento ante la posibilidad de vacíos legales por doquier en el caso de que fracase el diálogo con Bruselas.

“La verdad pura y dura es que llevamos tiempo planeando opciones de contingencia, cualquier posible resultado de las negociaciones. No hablamos mucho sobre ello porque no queremos que la gente piense que este plan alternativo es nuestro verdadero objetivo”, hizo saber el ministro.

Davis se negó, sin embargo, a precisar el inicio exacto de las conversaciones -que podrían comenzar el próximo martes, como muy pronto- porque “cada fecha tiene su intríngulis en lo que se refiere al plazo de respuesta” por parte del Consejo Europeo, encargado de contestar a la petición de Londres para activar las charlas.

Además, el trámite parlamentario del proyecto de ley que debe autorizar el brexit se adentra mañana en su recta final al regresar a la Cámara de los Comunes, donde los diputados debatirán dos enmiendas aprobadas por los Lores. Ambos anexos podrían quedar anulados mañana por la mayoría conservadora.

Una vez la ley reciba el consentimiento de los legisladores y la rúbrica de la reina Isabel II, la primera ministra tendrá el poder constitucional para comunicar a Bruselas la activación del artículo 50 e iniciar de forma oficial el periodo de desconexión.

Por otro lado, diputados británicos advirtieron de que no llegar a un acuerdo en las negociaciones será “muy destructivo” tanto para el Reino Unido como para la Unión. - Efe/E.P.