Cartas a la Dirección

Gure emakumeak, EAJ-PNVko emakumeak

Joseba Esnal Albizu - Lunes, 13 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El pasado día 4 de marzo tuve la gran suerte de acudir a Sabin Etxea al homenaje tributado por EAJ-PNV a las emakumes del partido, un homenaje de un alto grado emocional por difundir y transmitir el “sentimiento nacionalista”, aprovechando el Día Internacional de la Mujer del pasado día 8 de marzo.

Se puso en valor el trabajo, compromiso y dedicación de estas mujeres de EAJ-PNV a lo largo de la historia, así como el avance experimentado en el seno del partido, visibilizándose en cargos públicos y externos.

Se hizo referencia a desigualdades todavía sin resolver en los espacios públicos y privados, desigualdad salarial entre hombres y mujeres, a la lacra de la violencia de género que atiza a esta sociedad día sí, día también.

En definitiva, un homenaje necesario a las mujeres de EAJ-PNV, en el cual Itxaso Atutxa lo expresó y visualizó con un gran sentimiento emocional: “Ni, emakumea ez izanik, gogoeta bat egitera nator, eta gure emakumeekin zer ikusia duela;80 urte bete dira herrietatik gogoz kontra eta oso egoera gogorrean, milaka emakume erbestera joan behar izan zutenak. Gipuzkoako Lurraldetik hainbat emakume kanporatuak, Bizkaiatik ere bai, beraien ume txikiak besoetan zituztela. Gehienak abertzaleak eta jeltzaleak, beraien errua, senideren bat, tropa frankisten aurka, gerra zelaiaren beste aldean borrokan egotea alegia, familikoren bat aurrean izatea”.

Llevamos años estremeciéndonos por lo que está pasando en el resto de Europa, y toda la secuela de muertos, heridos, refugiados, y al final, como no nos toca directamente, lo oímos como cantos de sirena.

Por eso, también es bueno recordar cómo Euzkadi, nuestras abuelas, madres, todas ellas mujeres, nuestras mujeres de EAJ-PNV, sufrieron una tragedia parecida hace ahora 80 años, y en algunos casos más duras. El hecho de ver a diario en televisión y a todo color que aquello no fue retransmitido y haber sucedido en blanco y negro, parecería que aquello no ocurrió nunca. Nuestras abuelas, nuestras madres, nuestras emakumes y de EAJ-PNV, hoy todavía en pie y firmes, fueron las niñas sirias de aquellos años. Y sí ocurrió.

Y no quisiera pasar en alto sin hacer una referencia, aunque sea corta, porque es de justicia, a nuestro lehendakari Aguirre, que denunció aquellos hechos una y otra vez, con tristeza y amargura, pero que a pesar de ello no se quedó inmóvil. Y a su Gobierno, organizando un éxodo ejemplar para aquellas mujeres que se habían jugado la vida en defensa de la legalidad, también nuestras mujeres de EAJ-PNV, teniendo que hacer frente a la movilización a lo desconocido.

Aprovecho para alzar la voz a los cuatro vientos, y en favor de las emakumes nacionalistas, en especial a nuestras mujeres de EAJ-PNV para decirles: Gure agurrik beroena, bai bihotz-bihotzeko oroitzapena eta omenaldia egin ere, bereziki denok buruan ditugun urte haietan gehien sufritu behar izan zuten emakumeei eta dagoeneko gure artean ez ditugunak ahaztu gabe.

Ezin dugu ahaztu, ez dugu ahaztuko!!! Barkatu, barkatuko dugu, sekula ez dugu mendekurik bilatuko, baina ahaztu, ezin dugu ahaztu.

Hala diote egoera tamalgarri haiek bizi izandako emakumeek. Gure emakumeek. EAJ-PNVko emakumeek.