Mesa de Redacción

Zoo loco

Por Félix Monreal - Lunes, 13 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Mi hijo mayor se encaprichó de unas tortugas diminutas. Las depositó en una pecera donde los bichos comenzaron a crecer. El problema no era que el acuario estuviera colocado en la cabecera de su cama, ni que oliera mal;el riesgo, le decía en broma, es que van a saltar una noche y te van a devorar. Por sentido práctico más que por el miedo del crío, las tortugas acabaron en una enorme poza artificial de un establecimiento especializado próximo a Pamplona. Allí las había por decenas. ¿Qué harán luego con todas?, pensé. Tengo mis sospechas. Pero bueno, traigo esto a colación por dos motivos;el primero, porque muchos de esos antojos con mascotas de cualquier género y especie, terminan en el abandono;y, el segundo, por los problemas que para el equilibrio medioambiental y para otras especies supone echar esos animalicos al río o al monte. Publicábamos ayer la inquietud que entre los cazadores provoca la aparición de los cerdolíes, mezcla de jabalíes con cerdos vietnamitas, una moda reciente. Ese cruce ya es visible en espacios naturales. Cuidar de animales conlleva una responsabilidad que no se limita a darles de comer y sacarlos a pasear. Estamos viendo los problemas que causan especies no autóctonas como los castores y los cangrejos señal, por poner dos ejemplos. Mientras se persigue y acosa a osos y lobos, repoblamos de forma caprichosa e inconsciente nuestro espacio natural, camino de convertirlo en un zoo loco.