Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rechazo unánime a los incidentes violentos

Partidos e instituciones condenan los hechos del sábado

Sortu ve un intento de “debilitar el proyecto de cambio”

Los detenidos pasan hoy a disposición judicial acusados de daños y desórdenes

No se descartan nuevos arrestos

Ibai Fernandez - Lunes, 13 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Un agente de Policía, tras los disturbios el sábado por la tarde, en la calle Mercaderes de Pamplona.

Un agente de Policía, tras los disturbios en la calle Mercaderes de Pamplona. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Un agente de Policía, tras los disturbios el sábado por la tarde, en la calle Mercaderes de Pamplona.

Los convocantes

ATA carga contra EH Bildu

Dar visibilidad a la represión. El Movimento Pro Amnistía (ATA), el sector crítico desvinculado de la izquierda abertzale y convocante del acto del sábado, afirmó ayer que son “varios y plurales” los agentes que han promovido la dinámica Errepresioari autodefentsa, cuyo objetivo era “dar visibilidad” a la represión, y que “gracias a la actitud firme y valiente de los manifestantes” se pudo visibilizar en Pamplona. ATA, que mostró su “desprecio” a los partidos que han condenado los hechos, apuntó su voluntad de “seguir por el mismo camino que hasta ahora”. El colectivo sin embargo cargó especialmente contra EH Bildu y el alcalde Joseba Asirón, a quienes acusó de ponerse en la “equidistancia entre represaliados y represores” al cuestionar la actitud violenta de los manifestantes. “EH Bildu nació para amortiguar las ansias de lucha y encaminar las ovejas negras al redil de las instituciones fascistas”, reprocha ATA. - D.N.

Pamplona- Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona y todos los partidos políticos mostraron ayer su rechazo y condena de los incidentes violentos que la tarde del sábado tuvieron lugar en el centro de Pamplona. Con algunos matices en los términos, pero de forma general y en el caso de Pamplona de manera unitaria, todos coincidieron en criticar unos hechos del “pasado”.

Los graves incidentes tuvieron lugar durante una manifestación convocada por un sector crítico con la izquierda abertzale y que las últimas semanas se había anunciado a través de carteles, foros de internet y mensajes en las redes sociales baja el lema Errepresioari autodefentsa (Autodefensa frente a la represión). El material empleado durante los disturbios (piedras traídas en bolsas, cohetes y bengalas) apunta además a que los incidentes pudieron ser premeditados. El acto, que partió de la plaza San Francisco y que contó con una presencia importante de personas de fuera de Navarra no estaba autorizado, pero pudo comenzar con normalidad.

Los incidentes, en los que participaron un centenar de personas, comenzaron pasadas las seis y media de la tarde del sábado cuando los manifestantes se cruzaron con agentes de la Policía Nacional, y se prolongaron durante hora y media por las calles Pozo Blanco, Mercaderes, Chapitela, Estafeta y Navarrería, donde los agentes respondieron con salvas y pelotas de goma. Tres de los cuatro detenidos, todos con residencia en la localidad guipuzcoana de Rentería, pasarán hoy a disposición judicial con cargos por atentado a agente de la autoridad, daños y desórdenes públicos. El cuarto, menor de edad, fue puesto en libertar ayer con los mismos cargos.

El balance de daños deja al menos un cajero roto, algunos comercios con los escaparates dañados y varios contenedores quemados. La Asociación de Comercio, del Casco Antiguo de Pamplona mostró ayer su “más enérgico rechazo y rotunda condena” a unos sucesos que “creíamos felizmente superados” con episodios “cargados de una violencia extrema” y durante los que hubo “amenazas y ataques” a los establecimientos.

La delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, avanzó ayer que la Policía está trabajando en la identificación de quienes participaron en los incidentes, por lo que en los próximos días podría haber nuevas detenciones. Alba, no obstante, calificó lo ocurrido como “algo puntual” por lo que descartó un repunte de kale borroka y defendió la actuación policial, que consideró proporcionada en una zona céntrica en la que el sábado por la tarde había numerosas familias. “La Policía lanzó pocas pelotas de goma e intentó intervenir lo menos posible”, explicó la delegada en la Cadena Cope.

ReaccionesLa gravedad de los hechos llevó ayer a la Junta de Portavoces del Ayuntamiento a una reunión de urgencia en la que acordó un texto de condena. El documento, suscrito por todos los grupos en una muy poco habitual unanimidad, “rechaza y /o condena de la forma más rotunda los injustificables incidentes violentos” producidos el sábado, y que “retrotraen la ciudad a tiempos pasados que no tienen cabida”. Además, el Ayuntamiento denuncia “este tipo de estrategias violentas que, contra el deseo de la mayoría social de esta ciudad, quieren romper la convivencia ciudadana y que generan alarma social”, y se solidariza “con quienes sufrieron daños materiales o personales de forma directa o indirecta”. Finalmente, el Consistorio manifiesta su compromiso “con el fomento de una convivencia libre y pacífica en nuestra ciudad, que es contraria a cualquier conducta violenta o que fomente el odio en nuestra sociedad”.

En la misma línea, el alcalde, Joseba Asiron, alertó de que los incidentes “buscan arruinar el proyecto de cambio”, mientras que el Gobierno de Navarra expresó su “tolerancia cero ante quienes pretendan utilizar Navarra como escenario de confrontación violenta”.

Entre el sábado por la noche y la mañana del domingo se sucedieron también declaraciones de rechazo y condena de los todos grupos políticos. UPN, Geroa Bai, Podemos, PSN, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra mostraron su rechazo absoluto a los incidentes violentos. También lo hizo el PP, aunque en su caso aprovechó una vez más para atacar al Gobierno y al Ayuntamiento, a quienes culpó de unos incidentes que buscan “sumir a Navarra en el caos”.

Por su parte, Sortu emitió un comunicado en el que señala que “no comparte ni los análisis ni la estrategia” de los convocantes de la manifestación, y en el que defiende que “para hacer frente a la represión del Estado” y para la creación de un Estado independiente vasco la “estrategia eficaz” es aquella que “construye mayorías”. Por ello rechaza “dinámicas estériles” que “se utilizan de excusa para criminalizar el movimiento independentista”, y que buscan “debilitar el proyecto de cambio que se impulsa” en Pamplona. Sortu también pidió la libertad de los detenidos y la marcha de la Policía Nacional.