Comienzan a instalar los desfibriladores en distintos puntos de la vía pública

A lo largo de esta semana estarán ya operativos los cinco y después Cruz Roja impartirá formación

R. Usúa - Martes, 14 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Desfibrilador instalado en el exterior de la Casa de la Juventud de Estella-Lizarra.

Imagen de un desfibrilador. (R. USÚA)

Galería Noticia

Desfibrilador instalado en el exterior de la Casa de la Juventud de Estella-Lizarra.

estella-lizarra- Durante la jornada de ayer comenzaron a instalarse los cinco desfibriladores que el Ayuntamiento de Estella-Lizarra ha adquirido para colocar en distintos lugares de la vía pública, tal y como se acordó tras la votación ciudadana de los Presupuestos Participativos.

Como se recordará, los lugares escogidos para ubicarlos fueron la plaza de los Fueros, el albergue municipal de peregrinos, la plaza de la Coronación-estación de autobuses, el área de Merkatondoa cerca del hipermercado Eroski y la Casa de la Juventud María de Vicuña. La empresa adjudicataria y que se encargará también del mantenimiento, Caryosa Hygienic Solutions, de Barcelona, empezó ayer a instalarlos, aunque después la Brigada de Servicios municipal tendrá que realizar una última labor para dotarlos de suministro eléctrico. En cualquier caso se espera que a lo largo de esta semana estén ya todos operativos.

El edil de Participación Ciudadana, Unai Errazkin (EH Bildu), explicó ayer que el siguiente paso será formar a los vecinos que estén interesados, una tarea de la que se encargará Cruz Roja Estella, que fue quien presentó el proyecto. Como se recordará, de todos los presentados en la consulta de los Presupuestos Participativos el de los desfibriladores fue el proyecto más votado con diferencia, obteniendo 454 apoyos.

En principio había 100.000 euros para repartir entre los cuatro proyectos más votados (25.000 para cada uno de ellos), pero este en concreto va a costar bastante menos, alrededor de 16.600 euros.

otros 100.000 eurosEn cuanto a los otros tres proyectos que salieron elegidos en la consulta, el de los baños públicos irá aparejado a las obras que se van a realizar en el edificio del antiguo juzgado, mientras que el de la eliminación de barreras arquitectónicas presentado por Amife está ya ejecutado “a un 90%, más o menos”, como indicó ayer Errazkin.

También se terminó recientemente el que contemplaba distintas mejoras en el barrio de San Miguel, como la ampliación de una acera, y que presentó la asociación de vecinos.

El Consistorio estellés tiene previsto volver a repetir este año la experiencia del año pasado, destinando nuevamente una cantidad de 100.000 euros a repartir también entre cuatro proyectos que voten los ciudadanos. “La idea es la misma, aunque sí queremos adelantar un poco la votación, un mes o así, a ver si es posible”, deseó ayer el concejal.

En 2016 se realizó el primer domingo de julio, una época complicada para avanzar en los proyectos debido a las vacaciones estivales. La idea es anticiparlo para poder adelantar la ejecución de los distintos proyectos.