Inmigración y políticas en LGTBI enfrentan a gobierno y oposición

El PSN se queda sólo en propuestas sobre el 13 de marzo y el Consejo de Inmigración

A. Ibarra Mikel Saiz - Martes, 14 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Manifestación a favor de la acogida de refugiados.

Manifestación a favor de la acogida de refugiados. (Foto: M. Saiz)

Galería Noticia

Manifestación a favor de la acogida de refugiados.

pamplona- La comisión de Asuntos Ciudadanos rechazó ayer la propuesta presentada por el PSN a favor del reconocimiento y visibilidad de la comunidad LGTBI en Pamplona. La iniciativa fue rechazada por las fuerzas del cambio al no incluir una enmienda de adición para garantizar “la contratación de una técnica especialista en políticas LGTBI a través de un concurso público que se desarrollará en los próximos meses”. En concreto, la declaración del PSN pedía que la fachada del Ayuntamiento se iluminase el 15 de marzo y se organizasen actividades de sensibilización y apoyo a la comunidad LGTBI. Para Laura Berro (Aranzadi), concejala de Igualdad, hay que pasar de las declaraciones a las “acciones”, y acusó al PSN de no haber hecho nada en anteriores mandatos. “Las políticas de apoyo a este colectivo se llevan a cabo gracias al trabajo de un equipo técnico para hacer políticas de calidad, lo demás son políticas hipócritas”, subrayó. Patricia Perales (EH Bildu) tildo de “demagogia” firmar mociones e ir en contra “de la plantilla y a partidas de apoyo a la participación”. García Barberena (UPN) cuestionó que el tripartito no hubiera sido capaz de poner en marcha el nuevo equipo de información y asesoramiento para este colectivo (el concurso por un importe de 108.182 euros quedó desierto) para “empezar a hacer algo”, que no tenga “un plan de acción” y planteen ahora “engordar la administración” con una nueva contratación. Anunció sin embargo su abstención por considerar que este tipo de iniciativas tiene que llegar desde los colectivos y no de los partidos. Esther Cremaes (Geroa Bai) aclaró que el 15 de marzo se celebra el Día de la Visibilización Transexual, defendió la necesidad de tener una persona que se encargue de hacer educación sexual y luchar contra su discriminación, de ahí la campaña de Chrysallis.

Patricia Fanlo (PSN) no está de acuerdo con la idea de contratar a “alguien antes de saber las necesidades que existen;ésto no es la oficina del INEM”: “Pónganlo en la plantilla del año que viene”.

inserción-integraciónTampoco salió adelante la iniciativa del PSN para la creación en un plazo de tres meses de un Consejo Municipal de Inmigración atendiendo a la realidad de los 21.500 inmigrantes que viven en Pamplona. Ana Lezcano de UPN abogó por posponer la creación de este órgano a la espera de que el Gobierno municipal aporte datos sobre este colectivo, los que están nacionalizados, su papel en los órganos de participación, en programas de violencia de género o la presencia de mujeres rumanas en la mendicidad, etcétera. Habló también de “recursos desiguales” con los inmigrantes. Alberto Labarga (Aranzadi) rebatió que los inmigrantes fueran una población “desvalida”, como insinuó Lezcano, y destacó que más que integración de población que ya está asentada, porque no hay nuevos flujos, hay que hablar de “inclusión y de ciudadanía con los mismos derechos”. Desde las áreas de Acción Social, Participación y Cultura se trabaja en diferentes líneas con los colectivos de inmigrantes en el tema de refugiados, para evitar rumores en las redes sociales, ocupación del espacio público y campañas contra el racismo. A partir de ahí se verá la “fórmula” de relación con el Ayuntamiento.

Maite Esporrín (PSN) aseguró que son los “colectivos los que nos señalan la necesidad de crear un consejo teniendo un cuenta su diversidad cultural”. La asociación Flor de África lleva tiempo pidiendo un local sin resultados, añadió. Esther Cremaes (Geroa Bai) habló de la inmigración como una riqueza, alejada de “un modelo paternalista”, y abogó por un trabajo de mesas abiertas con “todos los grupos municipales”.