La OCDE alerta de que la pobreza ha crecido por la precariedad laboral

Denuncia la mala calidad del empleo español y pide subidas salariales y más ayudas a parados

Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Gurría y De Guindos, antes de su comparencia ante la prensa.

Gurría y De Guindos, antes de su comparencia ante la prensa. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Gurría y De Guindos, antes de su comparencia ante la prensa.

pamplona- La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) pidió ayer al Gobierno que destine más recursos públicos a “cerrar las heridas” que ha dejado la crisis en términos de pobreza y desigualdad, a la vez que le instó a seguir con las reformas que han permitido a España crecer por encima de la media y recuperar la mitad del empleo perdido. La OCDE destaca que España disfruta de una sólida recuperación económica pero que “la pobreza también ha aumentado, debido principalmente a la falta de empleo de calidad que proporcione suficientes horas de trabajo y unos ingresos adecuados”. También denuncia la mala calidad del empleo español y pide subidas salariales y más ayudas para los parados.

En la presentación del informe Estudios Económicos de la OCDE: España 2017, el secretario general de ese organismo, Ángel Gurría, tuvo mensajes de apoyo a las reformas emprendidas pero insistió en los retos pendientes, con especial énfasis en la reducción de las desigualdades y la pobreza que ha dejado “la peor crisis de nuestras vidas”. “Se tienen que cerrar esas heridas, la desigualdad sigue en niveles previos a la crisis”, pidió Gurría, que apuntó que hay “espacios presupuestarios” para ello y aconsejó hacerlo “por equidad, por justicia y porque el pacto social lo exige”, aún más en el contexto político actual.

más crecimientoEl informe de la OCDE eleva dos décimas la previsión de crecimiento económico para este año, hasta el 2,5% -igual que el Gobierno-, y el 2,2% en 2018, apoyado en la recuperación de la demanda interna y gracias a las reformas aprobadas en los últimos años. Gurría señaló tres puntos clave como los principales retos de la economía española: aumentar la productividad y mejorar la cantidad y calidad de las inversiones, especialmente en el ámbito tecnológico, sostener el ritmo de creación de empleo, mejorando las competencias de los trabajadores, e ir reduciendo desigualdades.

En este sentido, destacó el problema del paro juvenil, de los desempleados de larga duración y de la elevada tasa de pobreza infantil en España que, con un 23%, dobla la media de la OCDE.

Así, entre las propuestas del organismo está elevar los programas sociales de lucha contra la pobreza, entre ellos las ayudas para parados de larga duración o aumentar el gasto en políticas activas de empleo.

No obstante, abogó por “una gestión presupuestaria prudente” y, aunque aplaudió la senda de reducción del déficit público, prevé que este cierre el año en el 3,4% del PIB -tres décimas por encima de lo comprometido con Bruselas- y el 2,8% en 2018, seis décimas por encima. Para ello, la OCDE recomienda mejorar la estructura tributaria, que en su opinión actualmente “penaliza el crecimiento y el empleo” con subidas de los impuestos ambientales, eliminación del IVA reducido cuando beneficia a la población de mayores ingresos o revisión de la bonificación por compra de vivienda. También plantea extender la exención de 500 euros en la cotización de las empresas cuando contratan a empleados indefinidos, actualmente limitada a dos años, cuando estos tengan baja cualificación.

En términos de empleo, la institución prevé que éste crezca un 2,4% este año y el 1,9% en 2018, mientras que el desempleo caerá hasta el 17,5% y el 16,1%, respectivamente. La estructura impositiva en España sigue estando orientada hacia los ingresos laborales, según la OCDE, que considera “infrautilizados” impuestos como el IVA y el IBI, así como aquellos relacionados con el medio ambiente, mientras que propone una nueva reducción de la indemnización por despido de los trabajadores indefinidos para aliviar la dualidad del mercado laboral español.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que “no se puede ser complaciente” porque la economía “sigue siendo vulnerable”, al tiempo que coincidió con la OCDE en la necesidad de subir impuestos verdes, fomentar el I+D+i y liberalizar los servicios profesionales. - D.N.

críticas de ugt

“Complaciente con las reformas”

Desigualdad. UGT valora que la OCDE recomiende un aumento de los salarios para que el crecimiento sea más inclusivo, si bien ve al organismo “injustificablemente complaciente” en su valoración sobre las reformas estructurales. Señala que las organizaciones empresariales tendrían que tomar nota de la recomendación salarial de la OCDE “para salir así de su cerrazón en materia salarial y posibilitar un acuerdo de negociación colectiva”. Destaca que la OCDE realizada un diagnóstico “bastante certero” de los problemas actuales de la economía española, ya que reconoce el aumento de las desigualdades, la pobreza y la exclusión desde el inicio de la crisis.

valoraciones

PSOE: “El empleo es de baja calidad”. El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, criticó que las advertencias de la OCDE “coinciden con otros informes en que el empleo que se está creando es de baja calidad”.

Podemos critica a Bruselas. La portavoz en el Congreso de Unidos Podemos, Irene Montero, criticó que mientras informes como el de la OCDE advierten de la baja calidad del empleo “el Consejo de Europa se vanagloria de la recuperación”.