catedrático de Producción Animal de la Upna

Antonio Purroy: “La fiesta de los toros está muy lejos de llegar al estado catatónico”

El catedrático de la UPNA cree que los festejos “van recuperándose poco a poco”

Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El catedrático de Producción Animal de la UPNA, Antonio Purroy, ante la Plaza de Toros de Pamplona.

El catedrático de Producción Animal de la UPNA, Antonio Purroy, ante la Plaza de Toros de Pamplona. (EFE)

Galería Noticia

El catedrático de Producción Animal de la UPNA, Antonio Purroy, ante la Plaza de Toros de Pamplona.

pamplona- El catedrático de Producción Animal de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Antonio Purroy, considera que la fiesta de los toros está “muy lejos” de llegar al “estado catatónico” que le atribuyen los opositores a estos festejos, que afirman que la tauromaquia está “en las últimas”.

Purroy, ponente de las X Jornadas sobre Ganado de Lidia que se celebraron recientemente en la UPNA, señaló en una entrevista que la fiesta de los toros goza de un “buen estado de salud”, aunque es cierto que, debido a la crisis, ha bajado mucho el número de festejos mayores (corridas de toros, novilladas picadas y rejones).

En el año 2007, antes de empezar la crisis, en España se celebraron 2.141 festejos mayores, un récord histórico, que contrasta con los apenas mil festejos que se organizaban en los años sesenta y setenta.

“No vamos a volver a lo que fue, porque tampoco sería bueno, era excesivo, había un poco una burbuja en tauromaquia, pero eso no quiere decir que no estemos bien y que no vayamos recuperándonos poco a poco”, declaró Purroy, que fue galardonado el pasado mes de octubre con el premio Protagonista y defensor de la Fiesta Nacional, concedido por el Club Financiero Génova.

Las ganaderías de lidia, comentó, también pasan por problemas económicos y sobreviven diversificando su actividad, desarrollando otro tipo de negocios, y aguantando el tirón “por la afición que tienen”.

“Eso que piensa la gente de que los ganaderos son gente rica que gana mucho dinero no es cierto”, subrayó el catedrático, que afirmó que solo las ganaderías “más punteras” ganan dinero y el resto ha tenido pérdidas “de una forma histórica y tradicional”.

cambio “lamentable”En cuanto a los colectivos antitaurinos, Purroy opinó que detrás “hay grandes grupos económicos” porque, si no, “no se entiende muy bien qué es lo que está pasando, que al final parece ser que estamos viviendo una fiesta que está poco menos que proscrita y prohibida”.

En la historia de la tauromaquia, explicó, ha habido épocas en las que la fiesta de los toros ha estado prohibida, “sobre todo por parte de reyes y también de algunos papas”, porque “se defendía a los hombres que se ponían delante” de los astados.

“Ahora parece ser que es lo contrario, se defiende al animal y da igual lo que pase con el hombre que se pone delante;es lamentable este cambio”, destacó Purroy, que denunció que los antitaurinos “piensan que los que van a los toros es gente que lo que quiere es ver sufrir y les gusta la sangre, que son poco menos que salvajes, incluso te llaman asesino cuando entras en una plaza”.

Sobre las propuestas de adaptar las corridas de toros al modelo portugués, sin matar al animal en el ruedo, Purroy aseveró que “sería un despropósito”. En Portugal, el toro, tras la lidia, se devuelve vivo al corral y “generalmente se mata de madrugada, al día siguiente o se espera al lunes porque está el matadero cerrado”, algo que “es una salvajada”, porque “las heridas se enfrían y se infectan y eso es terrible para el toro”.

Por último, el catedrático consideró que hay que aceptar el encierro de Pamplona como un espectáculo mundial, con una gran afluencia de personas que corren un riesgo. “El toro está hecho para matar y el hombre, para esquivarlo y defenderse”. - Efe