Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un poquito de oxígeno

Plantilla Raoul Loé explica que el empate contra el Eibar ha sabido a poco al vestuario pero que ha dado energías para seguir luchando “hasta que sea imposible”

Javi Gómez Mikel Saiz - Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Loé charla con Kodro durante el calentamiento de ayer.

Loé charla con Kodro durante el calentamiento de ayer.

Galería Noticia

Loé charla con Kodro durante el calentamiento de ayer.

Pamplona- Otro aire. Como cuando una casa lleva mucho tiempo cerrada y abren una ventana. Los rojillos, lejos de ventilar aún todo el aire viciado que se ha ido acumulando, sintieron el punto logrado ante el Eibar como un soplo de aire fresco que debe impulsar los ánimos para seguir luchando cada encuentro y que luego pase lo que tenga que pasar. Pese a esto, la plantilla tiene cierto punto de rabia por no lograr sumar la victoria cuando la tuvieron tan cerca.

A uno al que se le notaba más aliviado tras su encuentro del lunes era a Raoul Loé. El centrocampista se mostró más satisfecho con su actuación personal. “Estoy mejor que cuando llegué. Contra el Espanyol no me quedé contento tras dos meses sin jugar. Con los entrenos y los partidos estoy volviendo poco a poco”.

A Loé el empate le supo a poco, ya que cree que la mayoría de los puntos deben lograrse en casa, como en tiempos pasados que él conoce bien. “En los años que he estado aquí se veía que la salvación estaba en casa donde tenemos que sacar los puntos casi siempre. No hemos ganado un partido en casa y es jodido”.

El mediocentro intentó explicar el cambio que dio el equipo de la primera a la segunda parte. Él mismo fue uno de los protagonistas de esa mejora y contó que Vasiljevic y Alfredo cambiaron la táctica al descanso. “En el vestuario hablaron los técnicos en el descanso de que no estábamos bien, que ellos tenían superioridad en las bandas y en el centro del campo. Teníamos que solucionar algo y y poner una marcha más. Estábamos en casa y no podíamos dejar esta imagen. Creo que mejoramos en la segunda parte y pudimos llevarnos la victoria, fue una pena no ganar. El equipo tiró de orgullo. Cuando estaba empujando, nos meten el 0-1”.

Sobre lo que queda de temporada, Loé tiene claro que hay que luchar hasta que sea “imposible matemáticamente” la salvación. “El sábado tenemos que ir a ganar, no nos queda otra más que vencer lo que queda. Tenemos que realizar un partido completo, ya que si no lo hacemos todo será más complicado, como el lunes donde en la primera mitad nos llegaron muy fácil. Si dejamos una parte al rival como contra el Eibar va a ser complicado, pero si completamos 90 minutos creo que lo podemos conseguir”.

Por último, Loé habló de sus opciones de seguir el año que viene en Pamplona. “Depende del club. Me ficharon para seis meses y ya veremos. Si ellos no hacen una oferta yo no puedo decir nada”.

Una vez se le volvió a preguntar por su deseo, el centrocampista soltó un ambiguo “depende” que posteriormente completó con un “depende de la oferta”.

Así pues, su futuro está en el aire, pero lo único que queda claro es que lo que importa es el futuro del equipo. Y para que sea el mejor posible, contribuye que el conjunto sume, aunque sea con un empate, como hizo el lunes.