Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El posparto y el paro, primeras causas de la depresión

Parte de los afectados por esta enfermedad en España sigue trabajando por miedo a perder su empleo

Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

madrid- El posparto y el paro son las principales causas reconocidas de depresión, una enfermedad con un gran impacto en el ámbito laboral, ya que el 86% de los españoles que la padecen está en edad de trabajar.

Así lo manifestaron el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Jerónimo Saiz, y la decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares Margalinda Gili. Ambos presentaron, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el Informe para un Mejor Abordaje de la Depresión en el Ámbito del Trabajo, que pone de manifiesto que esta enfermedad es una de las principales causas de pérdida de productividad en una empresa.

El problema, según explicó Sáiz, es que a raíz de la crisis económica el número de bajas por este motivo han bajado por miedo a perder el trabajo. “Hemos pasado del absentismo al presentismo, el trabajador tiende a ocultar los síntomas por miedo a ser despedido”, según reconoció, lo que hace que muchos casos queden sin diagnosticar ni tratar pudiendo agravarse en el mismo lugar de trabajo.

Ante esta situación, ambos expertos animaron a las autoridades y a las empresas a promover un “cambio de mentalidad” y favorecer que los trabajadores reconozcan los síntomas que avisan de una depresión o de qué personas tienen más riesgo de desarrollarla. Y al mismo tiempo, poner en marcha planes concretos para abordar este problema e intentar prevenirlo antes de que aparezca.

identificar los síntomas“Si una persona tiene síntomas debe poder hablar de ello, porque sufre cambios que no reconoce y no tiene quién los entienda, lo que hace que se retraiga más”, añadió Sáiz, convencido de que si las empresas contaran con planes específicos también se verían beneficiadas, pues la depresión conlleva una capacidad limitada de la memoria, problemas de atención o concentración, genera poca flexibilidad cognitiva, dificulta la toma de decisiones y la capacidad de aprendizaje.

Se estima que un 10% de trabajadores sufren un episodio depresivo al año, y hasta la llegada de la crisis era la primera causa de baja laboral en España. - D.N.