Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra suma a 2.000 personas a la atención a la dependencia

Laparra resalta que, pese a la situación de partida, se empiezan a revertir los recortes sociales de UPN aquí y del PP desde el Estado
Las listas de espera bajan un 32% y 7.000 dependientes más tendrán beneficios fiscales

Txus Iribarren /Javier Bergasa - Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El vicepresidente Miguel Laparra mantuvo un intenso intercambio de opiniones y de datos con la exconsejera por UPN García Malo.

El vicepresidente Miguel Laparra mantuvo un intenso intercambio de opiniones y de datos con la exconsejera por UPN García Malo. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

El vicepresidente Miguel Laparra mantuvo un intenso intercambio de opiniones y de datos con la exconsejera por UPN García Malo.

Pamplona- “Datos” frente a “intoxicación” y “mejora progresiva” frente a “deterioro” en la legislatura foral de UPN y estatal del PP. Tanto el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, como los partidos que apoyan el cambio (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu y I-E) cerraron filas para defender la gestión en materia de dependencia del Ejecutivo en el arranque del mandato frente a la crítica frontal de UPN y del PP (en parte en base a un informe de UGT) que hablaron de “caos” y “suspenso” mientras que el PSN se mantenía en un terreno intermedio exigiendo más medidas en beneficio de le las personas, aunque reconociendo algunas mejoras respecto al Gobierno anterior. “No hay deterioro en la atención a la dependencia en Navarra, sino una recuperación progresiva. Reconociendo la magnitud de los problemas, las cosas no van a peor, sino a mejor” subrayó el vicepresidente Laparra en el Parlamento aportando tres indicadores que considera claves: hay 2.000 personas más atendidas;otros 7.000 nuevos dependientes se beneficiarán de desgravaciones fiscales (que alcanzan a un total de 14.598) y se han reducido las listas de espera a una prestación en un 32% además de que cuatro de cada diez de las personas valoradas (este proceso cuesta 2,7 meses de media tras dispararse con el “atasco” de moderados gestado en el final del mandato de UPN) logran su prestación en fecha.

En una comisión parlamentaria, solicitada por UPN y EH Bildu, Laparra remarcó que él “no diría que estamos en un momento de deterioro en el sistema de dependencia”, sino que “tenemos un problema muy grave de origen y estamos en un momento de mejora significativa y de solución progresiva de la situación”, lo que, según dijo, “puede verse muy claro en los presupuestos”. “Estamos ya resolviendo los principales atascos y mantenemos un amplio plan de trabajo que es coherente con una de las principales prioridades del departamento y el Gobierno como es la atención a las personas con dependencia”, garantizó. Según expuso , hay que “ser consciente de dónde venimos, con recortes, para valorar el cambio de tendencia” en la atención a la dependencia y explicó que actualmente se contabilizan 14.311 personas en el sistema de dependencia, “un aumento muy notable que ha requerido un esfuerzo de los recursos y del trabajo realizado desde el departamento”. En concreto, detalló que “comparando la situación en el momento de entrada al Gobierno, en julio de 2015, y la situación actual, las personas con reconocimiento de dependencia han aumentado significativamente, un 10%, con 1.374 personas más”. Además, “las personas con prestaciones también han aumentado, con 2.000 personas más atendidas” y, mientras que “las personas pendientes de prestación en julio de 2015 eran 4.400, ahora son 3.000, por tanto, una reducción de 1.433 personas, que suponen un 32% de reducción en la lista de espera oficial”. De estas 3.000 personas pendientes, “223 se deben a errores de registros;929 casos están dentro del plazo de respuesta;480 casos están pendientes solamente de transmitir la resolución en un plazo previsible de 15 días;y hay 1.369 casos con un PIA pendiente de elaboración”. Unos datos, aseguró, que “preocupan” al Gobierno foral, pero que van a “seguir abordando” y que “están ocupados en ellos”. “Estamos en la línea de solución progresiva”, recoge Europa Press.

bajada en tiempo de valoraciónEn cuanto a los plazos de concesión, el vicepresidente reconoció que “seguimos teniendo un problema, un tiempo de espera para muchos ciudadanos por encima de lo legalmente establecido y de lo que sería razonable en funcionamiento rodado del sistema”, pero destacó que “también esto está mejorando”. “Prometimos que la valoración de la dependencia bajaría de los tres meses y podemos decir que efectivamente ya está en 2,7 meses”, explicó Laparra, para indicar que “lo que la inmensa mayoría” de solicitantes están esperando ahora son 1,5 meses para la valoración de su expediente. El vicepresidente resaltó, además, que “el conjunto de tiempo desde la solicitud hasta la prestación se ha reducido también a algo menos de 12 meses”. A la vista de estos datos, consideró “viable” el compromiso de que para el mes de mayo “el tiempo de espera total se reduzca por debajo de los seis meses”. Por otra parte, el vicepresidente de Derechos Sociales puso en valor las actuaciones realizadas por el Ejecutivo en cuanto a prestaciones, así como el trabajo realizado en lo referente a la transparencia de los datos. En este sentido, destacó que el departamento “ha cumplido el compromiso de publicar periódicamente la información del sistema de dependencia y los datos del procedimiento de espera” y aseguró que van a “seguir mejorando la calidad y aumentando la información disponible”. “Es la primera vez que esto se publica así en 10 años de rodaje del sistema de dependencia en Navarra”, dijo. De cara al futuro, Laparra anunció que el plan de acción establecido para la atención a la dependencia es “ambicioso e importante” y se propuso “mejorar la calidad de la atención;seguir agilizando los procesos de evaluación y valoración para permitir un rápido acceso a las prestaciones;y potenciar el desarrollo de servicios por encima de las prestaciones”.

El Post-it

Paradojas. El juego gobierno-oposición y la dialéctica parlamentaria ofrece tardes dignas para el estudio de politólogos. Las portavoces de dos formaciones que tienen en su historia compartida recortes sociales constatados en presupuestos arremetiendo contra un gobierno con una vicepresidencia de Derechos Sociales referencial a nivel estatal... “Los indicadores de hoy son de mejora, no de deterioro. El deterioro no se lo ha inventado este Gobierno que lo que está haciendo es resolverlo”, resumió Miguel Laparra.

Debate. La comparecencia arrancó con un pulso entre la exconsejera y parlamentaria de UPN María Isabel García Malo y el vicepresidente Miguel Laparra e investigador de la UPNA -viejos conocidos, pero desde otros roles en legislaturas anteriores- sobre los indicadores de la realidad de la atención a la dependencia en función de datos propios del Gobierno de Navarra (“que evolucionan, aunque a veces no en sentido que espera UPN”, dijo Laparra), del Inserso, del Observatorio estatal de la Dependencia y de un informe de la UGT. Aparcado este último por “errores de bulto” desde un punto de vista técnico, según el vicepresidente, Laparra no ocultó que Navarra recibía una mala nota en el caso del Observatorio, aunque lo contextualizó en un desplome en la época de UPN (“por no hablar de la critica demoledora al PP”, dijo) que ahora repunta y cogió el guante de que al final de la legislatura el balance del mismo estudio sería positivo.

evolución de las cifras

Presupuesto de la Agencia de Dependencia.

-Legislaturas de UPN (recortes y congelación): En 2010 bajó un 5,5%;en 2012 un 1,24%;y en 2013 un 11,3%;en 2014 y 2015 subió el 0,17% y 0,95%, respectivamente.

-Legislatura del cuatripartito (recuperación): en 2016 subió un 5,61% y para 2017 un 4,76%.

Aportación del Estado (PP). Una reducción acumulada entre 2010 y 2015 del 37%, aunque repunta en 2016. Desde 2014 se suspende el nivel conveniado. Se ha pasado de recibir 18 millones a 11,7 para dependencia con Rajoy.

Personas con valoración de dependencia y derechos: 6.000 más entre 2014 y 2016. El número de personas que han pedido ser valoradas como dependientes y que tienen derecho a una prestación se ha incrementado exponencialmente en la última década por la entradas de diversos grados: en 2007 había 8.839 personas con valoración de dependencia y 3.970 con derecho a prestación. En 2016 eran 18.158 y 14.331, respectivamente. Ambos niveles se van equilibrando y en este arranque de legislatura se ha asumido un importante volumen de nuevos dependientes, casi 6.000, por aplicación de ley y la entrada de los moderados en julio de 2015.

Listas de espera: bajan de 4.434 a 3.001 desde julio de 2015. El número de personas pendientes de prestación una vez que se les ha reconocido y valorado su derecho son actualmente 3.001 frente a las 4.434 a 31 de julio de 2015, es decir un 32,3% menos. Por contra, las personas con prestaciones han pasado de 9.258 a 11.249. Finalmente, el número de personas dependientes ha pasado en el mismo periodo de 16.744 a 18.548, es decir, un 10,8% más.

Plazos de valoración y concesión: punto de inflexión. El tiempo que pasa desde que se inicia el proceso hasta la prestación del servicio o la ayuda fue creciendo desde 2014 (7,56 meses) a diciembre 2016 (11,72 meses), en parte también por el incremento de personas a valorar. Luego comenzó un descenso en esta primera parte del año 2017 al bajar a 10 meses. En el caso clave del tiempo de valoración de la dependencia la tendencia ha sido similar, aunque al reducción más rápida desde que el Gobierno reforzó la plantilla. Así en diciembre de 2014 era de 3,23 meses, llegó a los 4,8 meses en julio de 2016 desde diciembre de 2016 a marzo de este año ha descendido a 2,7: es decir, por debajo de los 3 meses, como se anunció, aunque el valor más frecuente es de 1,5 meses.

Deducción fiscal. Un cambio en el marco fiscal beneficiará a 7.000 nuevos dependientes con desgravaciones en conjunto de 3 millones. Lo notarán en la declaración e la renta del 2017 sobre el año 2016. En total serán 14.586.