Un nuevo paso para el derecho a decidir en Sakana

En siete localidades se han recogido 2.917 firmas, desde el 52% al 18% del censo

Nerea Mazkiaran - Miércoles, 15 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Imagen del acto de clausura de la recogida de firmas celebrado en Lakuntza.

Imagen del acto de clausura de la recogida de firmas celebrado en Lakuntza. (CEDIDA)

Galería Noticia

Imagen del acto de clausura de la recogida de firmas celebrado en Lakuntza.

lakuntza- El proceso para realizar consultas populares en siete localidades de Sakana sobre el derecho a decidir sigue adelante. Un paso importante era la recogida de firmas, un mínimo del 10% del censo según el protocolo establecido por Gure Esku Dago, objetivo cumplido con creces. Y es que incluso se ha llegado multiplicar por cinco, como es el caso de Lakuntza y Urdiain, con 541 y 267 firmas, el 52% y 51% respectivamente. El porcentaje más bajo ha sido en Altsasu, el 18%. En Irurtzun fueron 317 firmas, el 20% del censo, en Arbizu el 37%, en Olazti el 25% y en Ziordia el 43%. En dos meses se recogieron 2.917 firmas en total.

Son datos que se dieron a conocer en el acto de clausura de este proceso este pasado domingo en Lakuntza, donde un representante de cada pueblo valoró los resultados obtenidos.

Así, desde Lakuntza se mostraron muy contentos y destacaron que cuesta llegar a los jóvenes. “Queda trabajo por hacer”, aseguraron. Desde Arbizu y Urdiain pusieron en valor el diálogo entre diferentes y el trabajo realizado casa por casa para informar. En Altsasu el objetivo eran 800 firmas y se han conseguido 935, casi el doble del 10% establecido para que se lleve a cabo la consulta Así, pusieron el foco de que habían llegado gente de diferentes sensibilidades y que quedaba mucho trabajo para llegar todavía a más, teniendo en cuenta la pluralidad de Altsasu.

Una representante de Olazti habló de sensaciones agridulces, amargas por la negativa de personas que no esperaban y dulces porque habían llegado a muchos vecinos y porque el proceso había sido enriquecedor. En Ziordia también valoraron como positiva la experiencia y destacaron que habían conseguido más firmas de las esperadas. No obstante, señalaron que había sido difícil llegar a algunos sectores de la población

Cumplida esta fase, el siguiente paso será decidir en cada pueblo la pregunta que se someterá a consulta a la ciudadanía el 18 de junio.

En el acto celebrado en Lakuntza participó Ángel Oiarbide, portavoz de Gure Esku Dago, quien realizó un repaso a la historia de esta iniciativa que comenzó a gestarse en las fiestas de San Blas de Idiazabal en 2008. Después vino la cadena humana, en junio de 2014, que unió a unas 150.000 personas desde Durango hasta Pamplona, y después un mosaico gigante y la ola de consultas, un movimiento que arrancó en Etxarri Aranatz en junio de 2013 y se extendió a toda Euskal Herria. Al respecto, para este próximo domingo hay convocadas consultas en Astigarraga, Hernani, Larrabetzu, Oarsoaldea y Tolosaldea.

CONSULTAS Hasta junio se celebrarán consultas en más de 110 localidades en las que viven más de 600.000 personas. “Lo que hoy imaginamos lo convertiremos en una realidad”, señaló Oiarbide, quien se refirió al modelo de Escocia. “En Europa es posible un referéndum”, apuntó y recordó que a raíz del Brexit, es posible que en Escocia se celebre otra consulta. “La lección de Escocia está ahí. Es normal que los ciudadanos cojan la palabra y decidan. Ello no crea rupturas ni conflictos. Eso es normal en una sociedad democrática”, señaló.

Oiarbide señaló que Gure Esku Dago surgió para trabajar de forma positiva y en un ambiente de respeto, buscando los puntos de encuentro en torno al derecho a decidir. “Queremos sentar una base común sostenida en valores democráticos”, señaló, al mismo tiempo que destacó la importancia del empoderamiento de la ciudadanía, de tejer una red y de la ambición para poder construir.