Messi, con “el corazón destrozado”, pide el fin de la guerra en Siria

Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

solidaridad- El delantero del Barcelona Lionel Messi pidió ayer, en su condición de embajador de Unicef, el fin de la guerra en Siria, un conflicto que se ha cobrado ya la vida de 16.000 niños. “Un día de guerra es demasiado. Los niños de Siria llevan seis años sometidos a la violencia y crueldad de un conflicto que los tiene como rehenes”, lamentó en su perfil oficial de Facebook. Messi aseguró que tiene “el corazón destrozado”, como padre de dos niños. - Efe