Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El coste de la A-21 ya ha supuesto 92 millones desde 2012

La previsión para 2017 es que la Comunidad Foral efectúe un abono de más de 17 millones de euros

Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- El Gobierno de Navarra construyó las últimas dos autovías de la Comunidad Foral, la A-21 y la A-12, ambas finalizadas en época de UPN, a través del sistema de peaje en sombra. Se trata de un sistema en el que la constructora de la infraestructura financia la inversión y garantiza su mantenimiento, lo que permite a la Administración adelantar la obra sin coste alguno. A cambio, se compromete a pagar un canon anual por su uso público, que varía en función de diversas variables, en este caso el número de vehículos que circulan por la vía. Esto ha permitido que Navarra pueda aprovechar la infraestructura antes de tiempo, pero con un coste económico desorbitado.

Así se construyó la Autovía del Camino (A-12), la primera vía de comunicación construida y gestionada en Navarra a través del sistema de peaje en sombra, que acumula ya un sobrecoste que se cuenta en decenas de millones de euros, a los que se añadirían los derivados del error en el cálculo de la longitud real de la Autovía del Pirineo (A-21) ahora puesto de manifiesto por el TSJN y ratificado ahora por el Supremo. Realmente, dentro del canon total abonado anualmente por la infraestructura, es decir la suma del Canon de Demanda más Canon de Estado de Infraestructura y Calidad del Servicio (CEICS), la componente de este último es mucho más pequeña que el canon de demanda, establecido en función del tráfico real habido en la infraestructura). En una primera estimación, la cantidad a abonar a la concesionaria puede rondar en el orden de algo más de 60.000 € anuales. Sin embargo, el peaje en sombra de dicha autovía a Jaca obliga a que de las arcas de Navarra ya se hayan desembolsado cuando acabe el presente año más de 92 millones por ambos cánones. En concreto, desde 2012, dicho peaje le cuesta al Gobierno foral 92.580.299,84 euros, teniendo en cuenta que la cifra de 2017 es provisional pero está presupuestada en 17.135.122 euros. Anteriormente, en 2016, se abonaron más de 16,4 millones;hasta 15,7 millones se pagaron en 2015;a 15,1 millones se llegó en 2014, en 2013 se quedó en 14,9 millones y en 2012 ya se abonaron 13,1 millones de euros.- E.C.