nueva edición este viernes

La Ruleta de los Mercados vuelve a Ermitagaña y Ensanche con el regalo de cientos de productos

noticiasdenavarra.com - Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 13:50h

Fachada del mercado municipal de Ermitagaña.

Fachada del mercado municipal de Ermitagaña. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Fachada del mercado municipal de Ermitagaña.

PAMPLONA. Los mercados municipales de Ermitagaña y Ensanche acogen este viernes una nueva edición de la Ruleta de los Mercados, en la que se volverá a premiar la fidelidad de los clientes con el regalo de diferentes productos.

En esta ocasión, además, la ruleta coincide en la semana de celebración del Día Mundial del Consumo Responsable, que tuvo lugar ayer miércoles 15 de marzo. La ruleta estará operativa en los mercados de 9 a 14 horas por la mañana y de 17 a 20 horas por la tarde, o hasta agotar las existencias previstas.

El único requisito para participar es presentar tiques de compra del mismo día, del viernes, por un importe mínimo de 5 euros o que sumen entre todos ellos más de 5 euros. Para poder hacer la tirada en la ruleta se presentarán los tiques de las compras realizadas. Con cada uno de los tiques que cumpla los requisitos se podrá probar suerte y realizar una tirada. Las personas participantes optan a ganar productos que se pueden adquirir en los puestos de venta de los propios mercados, es decir, fruta, queso, pastas, conservas, encurtidos, precocinados, chistorras o plantas, entre otros.

Para repartir los premios entre el mayor número de clientes, cuando una persona sea agraciada con uno de los productos, ya que no podrá tirar más veces la ruleta, aunque tenga varios tiques de compra más. La Ruleta de los Mercados es fruto de la colaboración que el Ayuntamiento de Pamplona mantiene con los mercados municipales del Ensanche y de Ermitagaña.

Estas actividades tratan de promocionar el producto fresco y de calidad que se vende en los mercados, así como la atención personalizada que desde los puestos de venta se realiza al cliente. Se trata, por una lado, de fidelizar a los compradores habituales y de captar a nuevos clientes y, por otro, de incidir, tal y como se recuerda en el Día Municipal del Consumo Responsable, en la compra sostenible, saludable y de productos de cercanía y calidad que ofrecen los mercados municipales.