vecinos

El mejor vendedor de la ONCE, en Altsasu

Victorio Rendo,el vendedor de la ONCE de la plaza Zumalakarregi de Altsasu, ha sido elegido como el mejor del pasado año de entre los 178 de Navarra

Nerea Mazkiaran - Jueves, 16 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Victorio Rendo, extremeño de 48 años residente en Altsasua desde hace 25, junto a su kiosko de la plaza Zumalakarregi.

Victorio Rendo, extremeño de 48 años residente en Altsasua desde hace 25, junto a su kiosko de la plaza Zumalakarregi.

Galería Noticia

Victorio Rendo, extremeño de 48 años residente en Altsasua desde hace 25, junto a su kiosko de la plaza Zumalakarregi.

altsasu- “Es una satisfacción muy grande y ha sido gracias a los clientes”, afirma Victorio Rendo Palles, elegido como el mejor vendedor de la ONCE del año 2016 en Navarra, un galardón con el que esta organización reconoce anualmente el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta de sus diferentes productos de juego. “Gracias a ellos me han hecho mejor vendedor y tengo un puesto de trabajo”, destaca este hombre de 48 años nacido en Piedras Albas (Cáceres), pero que vive en Altsasu desde hace 25 años. En esta localidad de Sakana tiene su kiosko, en un extremo de la plaza Zumalakarregi.

Victorio Rendo tiene reconocida una incapacidad del 33% por atrofia muscular en el hombro derecho. “Hace diez años me operaron de un lipoma cervical y me tocaron dos nervios, de manera que me quedé sin fuerza muscular en el brazo derecho”, recuerda. Trabajador de la construcción, ya no podía desempeñar su oficio y las perspectivas laborales eran casi nulas. Y es que eran años en los que se sucedieron en Sakana los cierres de empresas, disparando la tasa de desempleo hasta alcanzar el 26% en los años más duros de la crisis.

“El futuro lo veía muy negro”, apunta este vendedor de la ONCE padre de dos hijas que entonces eran niñas. Su suerte cambió cuando envió su currículum a una oferta de empleo anunciada en Inserta, empresa de recursos humanos de la Fundación ONCE, especializada en la inserción laboral de las personas con discapacidad. “Era para vender prensa en un kiosko en Pamplona. Cogieron a otra persona con discapacidad que era de allí pero me dijeron si quería formar parte de una bolsa de trabajo”, recuerda. Así, le hicieron un reconocimiento y le llamaron para realizar un cursillo. Entró a trabajar en diciembre de 2012 para realizar una sustitución en el kiosko de la plaza Zumalakarregi, que pasó a ser suyo tras la jubilación del titular.

La mayoría de sus clientes son fijos, vecinos sobre todo del barrio, mujeres y hombres de todas las edades. Además, deja sus productos en diferentes bares y también sale del kiosko los días de mercadillo o en fechas especiales. “Estoy muy a gusto”, confiesa Victorio Rendo, quien destaca que este trabajo le ha permitido relacionarse con muchas personas e incluso hacer amistades. “He tenido sorpresas con personas que al conocerlas he visto que son muy agradables. Con el trato directo con la gente te das cuenta de que las apariencias engañan”, apunta.

Lo que más vende es el cuponazo del viernes y los rascas, aunque también hay jugadores que tientan todos los días a la suerte. Tiene ganas de dar un premio gordo, aunque ya ha estado muy cerca, el anterior y el posterior además de cuatro cifras, premiados con 1.000 euros. También ha dado rascas de 500 euros, una satisfacción aún más grande si cabe al compartir la buena nueva con la persona agraciada.

RECONOCIMIENTO En relación al galardón, Victorio Rendo destaca que no se tienen en cuenta las ventas sino que haya una venta equilibrada de los productos y que no haya ninguna incidencia. En Navarra hay en la actualidad una red de 178 vendedores. El lema elegido era Buena gente ONCE, bajo los valores del talento, simpatía, solidaridad, ilusión, ingenio, cercanía y compromiso. Valores que la ONCE tuvo en cuenta a la hora de seleccionar a aquellos vendedores que destacaron a lo largo del año, además del propio desempeño de su trabajo, su actitud en el puesto, su grado de implicación en la vida institucional de la organización y su compromiso con la labor social. Se seleccionaron 22 de todo el Estado.