Las parroquias de la Zona Media recaudan fondos para la India

La campaña Austeridad compartida se centrará en obtener 41.000 euros para construir viviendas

Viernes, 17 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

tafalla- Cerca de una veintena de parroquias de otras tantas localidades de la comarca adscritas al Arciprestazgo de Tafalla están promoviendo estos días un proyecto solidario que estará dirigido a financiar la construcción de cuatro viviendas en Ankleshwar, en el estado indio de Gujarat, para lo que se necesita recaudar 41.428 euros. Este proyecto solidario se inscribe dentro de la campaña denominada Austeridad compartida que lleva promoviéndose en las parroquias desde hace cerca de treinta años y con la que se pretende llenar de sentido práctico el periodo cuaresmal y canalizar de una forma solidaria los ayunos y las abstinencias de estos días.

Las ayudas solidarias de los feligreses se canalizarán a través de la ONG Bal Vikas India, fundada hace tres años por un grupo de navarros para sostener el trabajo misionero de la orden de los Jesuitas en la India y en la que actualmente está trabajando el sacerdote tafallés Joaquín Castiella Rodríguez.

En la pequeña localidad de Ankleshwar la orden de los Jesuitas construyó hace muchos años la misión de Ankleshwar Catholic Church, donde viven en régimen de internado más de 600 niños y niñas de los pueblos cercanos, pertenecientes todos ellos a la etnia Adivasi. Sus familias son los pobladores originarios de estas tierras de las que, por serles asignada la casta más baja, fueron desplazados y condenados al estatus de parias y ser paria en la India equivale a no tener derechos. Habría que añadir que ser paria y mujer en la India, es estar condenada a la miseria más absoluta. Cuando a una familia paria le nace una niña no se ve como una alegría, sino como un problema. Tratan de casarla cuanto antes, después de conseguir la dote necesaria, generalmente cuando tienen 13 años.

tres comidas diariasLa misión se hace cargo de la educación de estos niños y niñas en todos los niveles. Además de ofrecerles tres comidas al día, cuidan de su asistencia sanitaria, les facilitan ropa, se encargan de favorecer todo lo relacionado con la promoción de las mujeres ya que su educación se convierte en garantía de desarrollo en la sociedad hindú y la atención a las familias más necesitadas.

Los beneficiarios de las cuatro viviendas serán una treintena de personas de cuatro familias que carecen de los medios económicos necesarios para levantar sus propias casas, en una zona en la que abundan las chozas ubicadas en las afueras de los pueblos, totalmente insalubres con suelo y paredes de barro y techumbre de cañas de bambú. En la época de lluvias estas casas se convierten en verdaderos focos de enfermedades. Cada casa cuesta 3 millones de rupias, unos 10.000 euros. - C.A.