Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

vecinos

Emotiva despedida a Félix

El conserje del Colegio Público de Tafalla se jubila hoy tras 20 años de trabajo 500 personas le homenajearon, a propuesta de la Apyma Romerales, para agradecer su amabilidad con el alumnado

Ainara Izko - Viernes, 17 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El conserje Félix Solchaga Esquíroz posa junto a decenas de alumnos y alumnas del Colegio Público de Tafalla durante el homenaje que recibió por su jubilación.

El conserje Félix Solchaga Esquíroz posa junto a decenas de alumnos y alumnas del Colegio Público de Tafalla durante el homenaje que recibió por su jubilación.

Galería Noticia

  • El conserje Félix Solchaga Esquíroz posa junto a decenas de alumnos y alumnas del Colegio Público de Tafalla durante el homenaje que recibió por su jubilación.

tafalla- Hoy viernes será un día especial para Félix Solchaga Esquíroz, quien a sus 63 años, y tras llevar 20 trabajando como conserje en el Colegio Público Marqués de la Real Defensa de Tafalla, dejará el cargo para disfrutar de una más que merecida jubilación. “Ha sido un honor y un privilegio para mí haber podido ejercer esta profesión que me ha permitido succionar la energía vital de los niños y me ha dado tanta vida”, subraya este antiguo operario de la brigada municipal. Admite que le apetece jubilarse, si bien reconoce que va a echar en falta el colegio.

En este sentido cabe destacar el homenaje de despedida que le realizó hace unos días la Apyma Romerales y en el que participaron alrededor de 500 personas entre profesorado, padres y madres, alumnos y exalumnos. Ya el recibimiento hacía presagiar la envergadura del acto y es que los asistentes sorprendieron al conserje realizando un pasillo desde su casa (situada en el propio recinto escolar) hasta el frontón, donde se colocó una pancarta de grandes dimensiones en la que se podía leer Gracias por todo. En el desfile participó también la Banda de Música La Tafallesa, en la que Solchaga lleva tocando la tuba desde 1985. Además de proyectarse un vídeo protagonizado por todo el alumnado del centro, la apyma agasajó a Félix con una actuación de magia que corrió a cargo del mago Melvi, Sergio Veintemilla, y de su hijo Unai, así como con varios regalos. En concreto se le hizo entrega de un ramo de flores;de varios libros de poemas, dibujos y dedicatorias realizados por los distintos cursos;un viaje;y una placa que rezaba: Cuando en septiembre rompa el silencio. Cuando el griterío inunde las aulas. Tu recuerdo volverá a llenar el colegio, pues difícil será olvidar tanto cariño que nos has dejado. Asimismo, como en todo homenaje que se precie, se le dedicó un aurresku, interpretado en este caso por la exalumna Lidia Roma y la txistulari Anuska Beorlegui. Junto a él, arropándole en una circunstancia tan especial, estuvieron en todo momento su mujer, Mariví Espronceda, su hijo Pablo y la pareja de éste, Alessandra Olcoz.

Felipe Sota, presidente de la apyma, le agradeció su dedicación y dijo de él que es “una especie en peligro de extinción” por lo que “será difícil encontrar a una persona que dé tanto cariño a los niños”.

Y es que además de desempeñar las típicas labores de mantenimiento, realizar fotocopias y pequeñas encuadernaciones o de encargarse de la apertura y cierre de las puertas, entre otras funciones, existe una “parte humana incalculable” en el oficio de conserje, destacó el director del colegio, Javier Ibáñez. “Es un puesto que tendría que crearse en todas las escuelas. Representa la figura del abuelo, la parte afectiva y emotiva. Está pendiente de los niños hasta tal punto que cuando se ponen enfermos recurren a él porque les presta atención y les da confianza. Es el baluarte afectivo del colegio”, indicó Ibáñez. Asimismo es “el punto de encuentro de los exalumnos” añadió, aunque “donde se percibe especialmente su dedicación y humanidad es con los alumnos con necesidades especiales”. En definitiva, señaló, que “todos le quieren y se acordarán de él toda su vida”.

conserje y amigoAitana Hernández, Emilia Sergeva y Adama Faye, por su parte, leyeron en representación de los exalumnos del centro un emotivo texto en el que subrayaron el “privilegio” que supuso para ellos “haber tenido un conserje que a la vez ha hecho de amigo e incluso en muchos momentos de padre” cuando intercedía, por poner un ejemplo, en el difícil y lacrimógeno momento de la separación, logrando que los txikis le dieran la mano y entraran a clase por sí solos. Tras recordar un sinfín de travesuras protagonizadas por Félix, como cuando se escondía en el armario para asustar a los escolares, las jóvenes concluyeron que ante todo lo que más lamentan es que futuras generaciones “no vayan a poder disfrutar de él”.

Por último cabe destacar que le sustituirá en el cargo Fernando Martínez Guillén, quien por primera vez en la historia del colegio no tendrá la obligación de residir en la casa del conserje. “Habrá que pensar qué hacer con ella”, concluyó Ibáñez.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia