Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El protocolo para la atención al daño cerebral adquirido infantil estará para mayo

Salud prevé contratar a un psicólogo clínico en el Complejo antes del verano

Sábado, 18 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Imagen de archivo de fiesta de la asociación de daño cerebral adquirido infantil Hiru Hamabi.

Imagen de archivo de fiesta de la asociación de daño cerebral adquirido infantil Hiru Hamabi. (Foto: Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Imagen de archivo de fiesta de la asociación de daño cerebral adquirido infantil Hiru Hamabi.
“La fortaleza de este modelo va a estar en el equipo multidisciplinar, integrado en las funciones e integrador”

pamplona- El departamento de Salud prevé tener finalizado para antes del verano el protocolo del programa de atención al Daño Cerebral Adquirido Infantil (DCAI) en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), así como tener establecida la coordinación de caso y seguimiento con los departamentos de Educación y Derechos Sociales. Así lo indicaron el consejero Fernando Domínguez y Alfredo Martínez, nuevo director de Asistencia Sanitaria al Paciente, que fueron ayer al Parlamento a petición de EH Bildu para exponer los pasos dados y los previstos en este ámbito.

Domínguez, que señaló que la incidencia en Navarra es de dos nuevos casos cada año, explicó que “el daño cerebral puede producir secuelas físicas, psíquicas o sensoriales”, siendo las causas más importantes “los traumatismos craneoencefálicos y los accidentes cerebrovasculares, pero también pueden producirlo tumores, infecciones cerebrales, anoxias...”.

alfredo martínez

Director de Asistencia al Paciente

Tras el análisis realizado por un comité de expertos, en el que participó la asociación de afectados Hiru Hamabi-3/12, se redactó un documento de consenso en el que se analiza la situación de partida, se definen los objetivos, la población diana, el modelo de atención y los circuitos de intervención. El consejero indicó que el objetivo general de la actuación es “mejorar la atención a niños y niñas con DCAI para que su calidad de vida y la de sus familias sea la mayor posible”. Para ello, “se precisa un modelo holístico con un enfoque global de la rehabilitación y con intervención en individuo, familia y entorno, de máxima integración y normalización social, soportado en el sistema público, con niveles de calidad y atención por equipo multidisciplinar que contemple de forma integrada las esferas cognitiva, conductual, emocional, social, familiar y ocupacional y con un seguimiento prolongado”, apuntó.

especialista de referenciaComo novedades, destacó que se plantea que desde el primer ingreso se asigne a cada paciente “un especialista de referencia para todo el proceso hasta los 16 años”, un neuropediatra que coordinará toda la atención, así como que se haga valoración por trabajo social.

Para la puesta en marcha del programa, Salud ha definido un cronograma “realista”. Así, en enero-febrero se constituyó el comité de salud de DCAI en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN);entre marzo y abril se hará un registro de los casos y se definirá y protocolizará el programa de atención a esta problemática en Osasunbidea, en el que se contemplarán los procedimientos de entrada, fase de evaluación y los planes de intervención individualizados;de mayo a junio se contactará con Educación y Derechos Sociales para coordinar y realizar el seguimiento de los casos y se incluirá la figura del psicólogo clínico en el CHN, además de proceder a la formación del personal;y de septiembre a octubre, se definirán los indicadores de calidad y evaluación.

Los grupos calificaron como “positivo” el abordaje “multidisciplinar e integral” planteado y pidieron que el cronograma se cumpla. Respecto a la solicitud de Hiru Hamabi de que el psicólogo clínico sea neuropsicólogo, Martínez defendió la especialización de psicología clínica, que “capacita para realizar las funciones”. No obstante, sostuvo que la fortaleza de este modelo, que está siendo “pionero”, “va a estar en el equipo multidisciplinar, integrado en las funciones, e integrador en cuanto a la colaboración interdepartamental y la preferencia de la ubicación en la comunidad de los niños y familias afectadas, y no en el entorno hospitalario”. - M.P.M.