“Es difícil encontrar personajes femeninos que te provoquen, desafíen y hagan crecer”

Emma Suárez, premiada con 2 Goya este año (actriz y actriz de reparto) fue homenajeada en la última jornada de la 23ª Muestra de Cine

nieves arigita - Sábado, 18 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Emma Suárez, en Tudela, antes de recibir el homenaje de la Muestra de Cine.

Emma Suárez, en Tudela, antes de recibir el homenaje de la Muestra de Cine. (Foto: juan antonio martínez)

Galería Noticia

Emma Suárez, en Tudela, antes de recibir el homenaje de la Muestra de Cine.

tudela. Inmersa en la vorágine de premios y nominaciones del último año, de la que de momento ha sacado dos Goya (el de mejor actriz por Julieta y el de actriz de reparto por La próxima piel y una nominación a los premios de la Unión de Actores que se entregaron el lunes), Emma Suárez confesó en Tudela que “después de la inseguridad que provoca un proceso creativo como es el cine y de sufrir la soledad del artista, siento que no estoy sola”. En parte a “la casualidad” y en muy buena parte “a un acto de voluntad, de insistencia, de tesón y de constancia”, la actriz madrileña ha vivido un periodo poco habitual en su profesión, encadenando cuatro rodajes en 2016 y saliendo reforzada de todos ellos. “Había estado cuatro años en el teatro, en proyectos con Maribel Verdú o Ariadna Gil;estaba en activo, pero el teatro no es un medio tan accesible al público. Este es un oficio que requiere voluntad y dedicación plenas, pero también de suerte, de casualidad y de la magia que se ha dado en este caso concreto”, consideró.

agradecimientoInvitada por la organización de la 23ª Muestra de Cine Español de Tudela, donde se le rindió un homenaje que la rondaba desde el inicio de este certamen, Suárez definió su presente como de “pleno agradecimiento, sobre todo porque para mí es muy bonito sentir el cariño de la gente, caminar por la calle, pararme en un semáforo y que un desconocido se acerque y me dé la enhorabuena;estamos hablando de premios que votan los compañeros, pero me resulta especialmente agradable que sea el público el que se alegre por mí porque finalmente una trabaja por ellos”. En cuanto al coste personal de esta etapa, en la que ha compuesto una agenda imposible para cuadrar los rodajes de cuatro películas (una de ellas, Falling, de su amiga Ana Rodríguez, en República Dominicana), Emma Suárez admitió las dificultades de la conciliación y afirmó que “eso se hace con muchas ganas, llevaba cuatro años en el teatro y tenía muchísimas ganas de hacer cine”. A ese combustible se unió el impulso final que otorga “sentirte honrada de que te ofrezcan esos personajes, agradecida por sentir que formas parte de una historia potente como la de Isaki Lacuesta o deseosa de trabajar con una directora como Ana”.

crecimiento profesionalEl segundo Goya de Emma Suárez por un papel protagonista después deEl perro del hortelano (1996) se gestó en el Festival de San Sebastián, cuando la actriz, que estaba presentando Murieron por encima de sus posibilidades(Isaki Lacuesta) coincidió con Pedro Almodóvar, que tenía entre manos el proyecto de Julieta, por aquel entonces todavía con el título Silencio. “Trabajar con él ha sido descubrir su universo y conocer cómo trabaja un cineasta con su proyección internacional, absolutamente reconocido en todas partes, algo que sé porque durante todo el año pasado viajé con él para la promoción a Cannes, Nueva York o Jerusalén y en todas partes es alguien muy admirado y querido”, aseguró. Y precisamente, la generosidad del director manchego con las actrices, “un sector especialmente vulnerable de la profesión”, motivaron aún más a una Emma Suárez en racha laboral. “Es difícil encontrar personajes femeninos que te provoquen, que te desafíen y que te hagan crecer como actriz. Un actor crece en la medida que interpreta a personajes que le desafían. Inevitablemente, cuando haces Medea, creces. Desentrañar un texto así te hace crecer: la preparación y el estudio te obliga a ello”. Desgraciadamente, este tipo de personajes acompañan a proyectos que no siempre cuentan con el respaldo de las actuales productoras, las televisiones, “que han sustituido la figura del productor independiente, alternativo, que ofrecía guiones y personajes arriesgados. En ese sentido, he sido muy afortunada este año”, admitió.

noche de los goyaEn torno al impacto de la noche de los Goya, la actriz reveló que “yo no podía imaginar que iba a recibir dos, para mí los premios son momentos de reencuentro con la gente de la profesión, el oficio, los compañeros con los que has trabajado y con los que no, es una celebración de la industria”.

“Tras la inseguridad que crea el proceso creativo del cine, premios así suponen saber que no estás sola”

“Los actores vivimos en una inseguridad constante, mi vida desde los 14 ha sido imprevisible”

Y si las circunstancias parecían únicas, “además tuve la suerte de compartir la gala con mi hermano Carlos, que estaba nominado como director de Arte por Los últimos de Filipinas. Todos los hermanos, somos cinco, nos dedicamos al cine de una u otra forma y el hecho de estar a su lado fue muy especial porque es muy posible que no nos vuelva a suceder”.

proyectos

l Cine. De octubre a diciembre rodó en México, con Michell Franco, la película Las hijas de Abril, que asegura que es compleja y que “estará en un gran festival”.

l Tele. En breve se incorpora a una serie protagonizada por Eduard Fernández y en la que está también Manolo Solo. La dirige Jorge Sánchez-Cabezudo (Crematorio).

l Organización.Para Suárez, éste es también un momento “para disfrutar” en el que organizarse es fundamental para poder llegar a entrevistas, homenajes y ensayos.