Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Banca Ética, finanzas con alma

Nacido a pie de calle y con vocación transformadora, Fiare Banca Ética ya opera como cualquier banco en Navarra. Gestiona 5,75 millones de ahorro y forma parte de un proyecto sólido y mucho más grande

Un reportaje de Juan Ángel Monreal. Fotografía Unai Beroiz - Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Ángel Larraia, Borja Barredo, Ana Palacios e Iñaki Elejalde, socios de Fiare-Banca Ética en Navarra, esta semana en Pamplona.

Ángel Larraia, Borja Barredo, Ana Palacios e Iñaki Elejalde, socios de Fiare-Banca Ética en Navarra, esta semana en Pamplona. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

  • Ángel Larraia, Borja Barredo, Ana Palacios e Iñaki Elejalde, socios de Fiare-Banca Ética en Navarra, esta semana en Pamplona.

“Somos un intento de transformar la realidad social a través de nuestro dinero” “Mantener el principio de una persona un voto es una forma de dar valor a las personas” “Los proyectos pasan una doble revisión: tecnico-económica y ética-social” “Puede sonar un poco raro, casi contradictorio, pero este es un banco sin ánimo de lucro”

Crear un banco nuevo lleva tiempo. Es necesario no solo aportar 20 millones de euros en forma de capital, sino generar confianza. Y lograrlo desde la sociedad civil, desde el convencimiento de que es necesario transformar el modelo económico, hacerlo más justo, más sostenible, más inclusivo, más ético en suma, puede convertirse en una labor imposible. En España ha llevado casi 15 años, en una tarea de hormiga, tratando de captar socios y aunar voluntades en distintas ciudades y territorios. Al margen de todos los circuitos económicos convencionales, y en Navarra de la mano de la Red de Economía Alternativa y Solidaria, de la Coordinadora de ONG y de la Red contra la pobreza.

Hoy es una realidad. Fiare-Banca Ética es ya un banco como cualquier otro. Miembro de la Asociación Española de la Banca, supervisado por el Banco de España, con un 12,47% de solvencia -por encima de la media del sector- forma asimismo parte de un proyecto de mayor alcance. La Banca Popolare Etica, que es la dueña de la licencia bancaria, aporta la experiencia, 60 millones de euros de capital y la seguridad de un proyecto modesto y ambicioso a un tiempo, que escoge cuidadosamente todos los proyectos en los que invierte. “Deben tener una voluntad de transformación social” , explica Borja Barredo, arquitecto, y uno de los casi 500 socios que han respaldado el proyecto en Navarra desde su inicio, hace más de una década. De ellos, 168 han traspasado su capital (244.400 euros) a la cooperativa de crédito en la que está conformada Fiare-Banca Ética.

La cooperativa basa su gobierno en aquello de una persona-un voto, una idea que refuerza el carácter social y democrático de la iniciativa, que en Navarra comenzó a tomar forma en 2005. Así lo recuerda Ana Palacios, coordinadora en Navarra de Fiare en el tiempo libre que le deja su trabajo en el Departamento de Medio Ambiente. “Uno de los grupos que dio forma a Fiare en Navarra surgió a partir de una charla en el colegio Larraona, organizada por Proclade, una ONG”, recuerda Palacios, quien forma parte de Fiare desde su origen, junto a Iñaki Elejalde, médico en el Complejo Hospitalario de Navarra. Su labor, junto a la de otros muchos voluntarios que forman el GIT (Grupo de Iniciativa Territorial) ha sido indispensable para sentar los cimientos de un proyecto que en Navarra ya tiene números concretos. A finales de febrero gestionaba 5,75 millones de euros de ahorro de 438 clientes y que ha prestado 2,24 millones de euros a distintos proyectos.

Este grupo, del que también forma parte Ángel Larraia, profesor de instituto jubilado, hace de contacto entre los posibles clientes, especialmente aquellos que solicitan un crédito, y el banco. Realizan una primera criba y, por medio de una comisión especializada, calibra el impacto social del proyecto. Pero son los trabajadores de la oficina de Bilbao los que se desplazan hasta Navarra para valorar el proyecto sobre el terreno, decidir si es viable y aprobar la concesión del crédito. “Cada proyecto recibe una doble valoración: la técnica-económica y la ética-social, explica Iñaki Elejalde.

De este modo se ha financiado en Navarra a iniciativas como Josenea, dedicada a la agricultura ecológica y que da oportunidades laborales a personas con dificultades;la Casa Rural Mari Cruz, situada en el Valle de Arce;a los Traperos de Emaús o a Aislanat, un fabricante de celulosa para aislamiento de edificios a quien se prestaron 40.000 euros para la adquisición de maquinaria.

La transparencia es otra de las características que define a Banca Ética, que publica en su página web el nombre de los proyectos y organizaciones a las que financia y que, además, ha comenzado a trabajar con Ayuntamientos de todo el país, como el de Barcelona o el de San Sebastián. “Ahora que ya se ofrece un servicio financiero completo es posible hacerlo”, explica Ana Palacios. La entidad dispone asimismo de liquidez más suficiente para prestar con mayor intensidad. Entre Italia y España gestiona 1.227 millones de ahorro, mientras que todas las financiaciones acordadas apenas superan los 970 millones. Una proporción aún más llamativa en el perímetro de negocio español: casi 79 millones de ahorro y 18 millones en préstamos concedidos.

Sin una red de cajeros de la que disponer, Banca Ética ha llegado a un acuerdo con Caja Rural y Laboral Kutxa para que sus clientes puedan usar su red de cajeros, pagando una pequeña comisión. Y a su discurso añade otras características que la hacen peculiar. Pese a tener entre sus clientes a las instituciones, no financia partidos políticos. Y, tras haber cerrado 2016 con un modesto beneficio de 4,31 millones -superior al de 2015- presume de no tener ánimo de lucro. “Puede sonar raro y contradictorio en un banco, pero así es”, resume Ángel Larraia.

apuntes

Punto de información. Fiare-Banca Ética cuenta en Pamplona con un punto de información que abre todos los martes de 17.00 a 19.00 horas en Ocsi, en la calle Navarrería, 27.

Ugo Biggeri, presidente. Ugo Biggeri es el presidente Banca Etica Popolare y visita el martes Pamplona para presentar su libro El valor del dinero: banca ética y ciudadanía. Biggeri tiene un salario de unos 80.000 euros.

las cifras

5.392

clientes en españa. De ellos, casi 500 están en Navarra. En el último año ha crecido un 19,6% en captación de ahorro y un 22% en financiación.

60

Millones, capital social. El banco, con sede en Italia, cuenta con un capital social de 60 millones de euros alcanzado a los 18 años de su nacimientos y aportado por 40.000 socios, de los que más de 2.000 están en España. Ha crecido un 15% en el último año en captación de ahorro y los préstamos a 9.000 proyectos han aumentado un 12%.

Herramientas de Contenido