¿Serán las cabras la solución?

El pastaje controlado de ganado cabrío para recuperar pastos degradados podría ser una opción eficaz y barata

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografía Juan Mari Ondikol - Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Un precioso ejemplar de macho cabrío, en las proximidades del monte Irubelakaskoa, en Baztan.

Un precioso ejemplar de macho cabrío, en las proximidades del monte Irubelakaskoa, en Baztan.

Galería Noticia

Un precioso ejemplar de macho cabrío, en las proximidades del monte Irubelakaskoa, en Baztan.

Episodios municipales

el ganado cabrío ha sido perseguido como pocos por los forestalistas desde antiguo, y lo confirman los fueros y las distintas ordenanzas de juntas generales de valles y pueblos, que sancionaban (“cabra suelta, cabra muerta”) hasta su exterminación por los daños que causa a pastizales y bosques. Con todo, la cabra fue uno de los primeros animales domesticados y sirvió de alimento y de imagen de arte rupestre como ha quedado testimonio en numerosos descubrimientos arqueológicos en cuevas habitadas por el hombre.

El historiador Estrabon escribe respecto a los pobladores del lado septentrional de Iberia “incluidos los uascones” (sic) que todos responden a modos de vida similar y comen “principalmente carne de cabrón” porque abundaba y “los pastores explotaban con intensidad este ganado cabrío”. Pero la cabra es rumiante activo como una segadora y ramonea aquí y allá todo lo que encuentra, hasta brotes jóvenes de arbolado o cortezas verdes que pueden acabar con cualquier especie forestal.

De ahí que, al incrementarse y aumentar la variedad de animales domesticados (cerdos, vacas, caballos), el pastaje en libertad del ganado cabrío pasa a ser rechazado y terminantemente prohibido y a declararse su persecución y muerte. O se limita, como en el caso de las Ordenanzas de Baztan, a espacios muy alejados y concretos.

Sin embargo, no faltan expertos en recuperación de espacios degradados por la invasión del matorral y especies arbustivas que defienden el recurso al pastoreo de ganado cabrío (y caballar) como uno de los métodos más ecológicos y además, eficaces y baratos. Consideran las cabras, como “el desbrozador doméstico más efectivo”, de los tres que se practican para hacer regresar al matorral estado de pastizal, junto al fuego controlado y la utilización de maquinaria

Los dos últimos ofrecen resultados rápidos pero, a su vez, tienen grandes inconvenientes de perdidas de fertilidad y diversidad que se pueden agravar con problemas de erosión. Por el contrario, con el pastoreo, aunque más lento, se consiguen mejores resultados, al producirse una selección natural de las especies herbáceas, aumenta la fertilidad del suelo, es más barato y su efectividad aumenta cuando se practica de forma racional y continuada.

Básicamente, se trata de cercar de forma provisional espacios degradados e introducir cabras, yeguas y caballos que no hacen ascos a especies arbustivas y contribuyen a un abono natural con sus propios excrementos. Se apuntaba en las Alternativas al futuro de Baztan, Urdax y Zugarramurdi del Laboratorio Urbanístico de Bilbao con participación del arizkundarra y académico de Euskaltzaindia Pello Salaburu pero nunca se hizo. Y frente al fuego, quizás sería una buena solución.

cosas de la vida

Día del Padre. De los Abuelos, de la Madre, de los hijos, de los nietos y del sursuncorda. Hoy es y según hay que regalar, luego comprar que es de lo que se trata. ¿No sería mejor menos consumo y más cariño? Pues nos da que sí.

Primavera. Llega mañana lunes, a las 10,30 horas, que lo dice el Calendario Zaragozano, el de los “fríos en invierno y calores en verano”. Y no se equivoca nunca.

Idus de marzo. Para la historia ha quedado la conversación de Julio César y el augur que le previno ante los Idus de marzo. “Ya han llegado”, le comentó Julio César. “Pero no han pasado”, le advirtió el vidente. Las cuchilladas le llegaron de todas partes, incluida la de Bruto al que reprendió: ¿Tu quoque, Brute, fili mi?(¿tú también, Bruto, hijo mío?) antes de morir. La cosa sigue de plena actualidad, descaradamente se cambia de chaqueta sin considerar que lo que no es fácil es cambiar de cara (dura).

Y el kuku. El viernes, 25 de marzo, el cuco o cuclillo (para nosotros, el kuku) pasará bajo el Puente de Roma (el arco iris segun unos y la Vía Láctea, para otros) y a los tres días estará aquí. Una de las creencias más bonitas de Euskal Herria.

la frase

JOSÉ L. SAMPEDRO “AUNQUE SEA EN LA AMARGURA”

“Porque es tocando fondo, aunque sea en la amargura y la degradación, donde uno llega a saber quién es, y donde entonces empieza a pisar firme”. (José Luis Sampedro, 1917-2013, fue un escritor, humanista y economista español que pedía una economía “más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”). No era de este mundo.