Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

OSASUNA la actualidad

Crónicas del desplome

EL EQUIPO | La preocupante imagen de Osasuna ni se altera ni hay quien detenga su reiteración ruinosa

Javier Saldise / José Manuel Vidal (Efe) - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Sergio León pugna con el rumano Tosca.

Sergio León pugna con el rumano Tosca. (EFE)

Galería Noticia

  • Sergio León pugna con el rumano Tosca.

pamplona- A estas alturas de la película, con lo que se ha visto y lo que queda, la duda existencial que azota al osasunismo tiene que ver con el tamaño del desplome, con las consecuencias de esta caída monumental, con los efectos reales de semejante batacazo.

Se podrá más o menos competir, tener otra mala tarde, ser superado por otro rival mejor, jugar quizás con uno menos por alguna expulsión, lo que se quiera, pero la imagen que está ofreciendo Osasuna por los estadios de Primera está siendo desmoralizante, de equipo en aparente desguace, sin nadie que sea capaz de frenar la caída ni articular un discurso creíble para este final de campeonato sonrojante. Si la grave crisis institucional afectó a la imagen del club -los presuntos amaños y todo el lío siguiente, el impago de los impuestos-, la patética situación deportiva también está hiriendo la imagen de la entidad en lo futbolístico. Si el aficionado rojillo a veces no reconoce a su equipo, esa impresión, esa reflexión de que “éste no es Osasuna” es la más común en los campos por donde los rojillos hacen lo que pueden. No sostener un final digno, erosionar el nombre del equipo con actuaciones impropias de la categoría y del valor del escudo, también es horadar la institución. No hacen falta las atribulaciones de los juzgados.

No cabe duda de que Sabalza y su junta directiva no han dado una a derechas en la plasmación de un proyecto deportivo y que este fracaso les corresponde a ellos, que no hay técnicos o jugadores o circunstancias detrás de las que cubrirse;que en el reparto de cuotas del fiasco les toca a mucho. Un proyecto para el año que viene con semejantes rectores resulta poco creíble, no recomendable, aunque esté definido por el descenso y la dimensión de la categoría, fundamentalmente en lo económico -porque desaparece el pelotazo de la televisión-, y porque habrá de nuevo posicionamiento en pro de la cantera, como cada vez que llega una crisis deportiva.

Frente al Betis, un equipo discreto, con futbolistas de mil sitios y habilidades limitadas para unos pocos, Osasuna reeditó otra de las crónicas desde la frustración, otra de las habituales de este curso. Los fallos defensivos colocaron el partido muy cuesta arriba y el resto resultó el tradicional esprint hacia ninguna parte. El ánimo del equipo está por los suelos y la autoridad del entrenador no existe, porque la ha perdido y se la han quitado.

Ante un panorama desolador, todos los futbolistas deberán encontrar motivaciones para completar este final de temporada con corrección, pero además de las motivaciones propias debería haber alguien capaz de desarrollar una visión más general de la situación, para buscar acicates, remover el ánimo de la plantilla o mirar decididamente al futuro. La búsqueda del nuevo director deportivo quizás camina en esa línea -alguien que piense en esto-, aunque parece que la directiva no tiene puntería pese a haber disparado a muchas partes. Al osasunismo todo esto no le viene nada bien. Porque una victoria en toda una temporada es un desastre.

los datos

Sirigu siempre recibe. El portero internacional italiano no ha podido contener la sangría de goles desde que llegó a Osasuna y el sábado, abroncado en todo momento por la grada por su pasado sevillista, recibió dos dianas. Siempre ha encajado goles en esta temporada.

El largo viaje de Kodro. Kodro fue uno de los jugadores que no regresó con el equipo a Pamplona, ya que el nuevo internacional bosnio afrontó un largo viaje para llegar al lugar de concentración a primeras horas de la noche. Su viaje partió de Sevilla e hizo escalas en Múnich y Viena antes de llegar a Sarajevo.

Descanso hasta mañana. La plantilla guarda descanso hasta mañana en una semana sin fútbol el fin de semana por los compromisos de selecciones.

Herramientas de Contenido