Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Osasuna pagó este año las deudas personales de Vasiljevic por sus negocios inmobiliarios fallidos

ENTREGÓ CHEQUES Y PAGARÉS POR 200.000 € A DOS ACREEDORES DEL ahora técnico QUE le reclamaban desde 2010 tras fallos judiciales a su favor - En las sociedades Basabi y Basabat, ahora inactivas, figuran también el delegado Ibáñez, Fran Canal como apoderado y su mujer

Enrique Conde / Mikel Saiz - Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

  • Mail
Sabalza y Vasiljevic, en la presentación del serbio como entrenador del primer equipo el pasado mes de enero.

Sabalza y Vasiljevic, en la presentación del serbio como entrenador del primer equipo el pasado mes de enero. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Pamplona - La junta directiva del Club Atlético Osasuna que encabeza Luis Sabalza ha pagado este año una cantidad en torno a 200.000 euros que se corresponde con parte de la deuda que el director deportivo y entrenador del primer equipo, Petar Vasiljevic, había contraído desde hace años con dos socios por varios negocios inmobiliarios fallidos. Así se puede observar en la documentación a la que ha tenido acceso este periódico. Las deudas sin saldar que arrastraba Vasiljevic se fueron generando hace ocho años, cuando dos empresas dedicadas a la compra de suelo y promoción inmobiliaria, en las que figuraban como socio Iñaki Ibáñez y de origen Fran Canal, encadenaron varias operaciones desastrosas con opciones de compra de suelo que no llegaron a concretarse y que motivaron la ejecución de avales de los socios (no de Canal, que desapareció de la escena antes de la interposición de las demandas judiciales).

Ante la falta de solvencia del resto de miembros de la sociedad, solo dos industriales de alto nivel económico respondieron a dicha garantía. Por ello, la cantidad a la que debía enfrentarse ahora Vasiljevic era muchísimo más elevada de lo que ha pagado ahora Osasuna y, en ejecución de sentencias judiciales civiles, rondaba el millón de euros a saldar entre Vasiljevic e Ibáñez.

Ejecución: 7 años a la espera Esta deuda había sido reclamada vía judicial al club desde hace años, en concreto desde 2010, por las resoluciones que daban la razón a los empresarios y condenaban a Vasiljevic e Ibáñez. Así, por parte de los diversos juzgados en los que recayeron estas causas, se ordenó la correspondiente ejecución para que se embargara la parte correspondiente del sueldo de ambos empleados en Osasuna, además de sus bienes inmuebles. En el caso del técnico, ninguna de las juntas directivas que Osasuna ha tenido desde hace siete años respondió para hacer frente a dichos importes y, de ahí, que el actual entrenador tuviera un salario oficial declarado muy inferior a lo que realmente cobraba. Solo una de las ejecuciones que estaba en manos del Juzgado de Primera Instancia 2 de Pamplona logró durante varios años que se embargara una parte mínima del salario oficial de Vasiljevic.

Ahora, la junta de Sabalza, con el propio presidente y el gerente Ardanaz al tanto de la operación y siendo la misma también conocida, como no podía ser menos, por el director general Fran Canal -no en vano era socio y apoderado de las empresas Basabi y Basabat, que son las que mayor agujero han generado en los bolsillos de Vasiljevic y del también delegado del primer equipo, Iñaki Ibáñez-, ha decidido hacer un esfuerzo desde las arcas del club para aliviar la situación personal de su entrenador.

EL PAGO LE LIBeRA DE UN JUICIO PENAL El acuerdo ahora alcanzado, en el que Osasuna asume los 200.000 euros de deuda de Vasiljevic, provoca el desistimiento de una acción penal iniciada contra el técnico. El que tendrá que afrontar dicha querella, junto a otros, será Iñaki Ibáñez, para quien se pide cinco años de cárcel por la acusación particular que ejercen los acreedores de ambos. Se les acusaba de no rendir cuentas, no convocar juntas en la sociedad y dejar ésta en quiebra sin comunicaciones previas. Los dos empresarios querellantes aportaban con su solvencia avales para que Vasiljevic e Ibáñez, con varios intermediarios, adquirieran terrenos en distintos puntos (Leganés, Asturias, Ourense, Canarias) para edificar proyectos inmobiliarios que no llegaron a ver la luz o para opciones de compra de suelo que no fraguaron. De esta forma, la ejecución de las garantías hizo perder su dinero a los avalistas y provocó que estos reclamaran a los inversores como Vasiljevic, en este caso.

En las sociedades Basabi y Basabat, ambas sin actividad desde hace años por su quiebra, figura como socia María Remón, la mujer de Fran Canal y exesposa del que fuera futbolista rojillo Dejan Markovic, y muy amiga de la esposa de Vasiljevic. Francisco Canal aparecía como administrador en una de las sociedades, Basabat, cuya actividad causó el endeudamiento de Vasiljevic e Ibáñez. Cesó en su cargo en diciembre de 2008, antes de que se iniciaran las demandas judiciales contra dicha mercantil. Hoy en día sigue figurando como apoderado de la entidad Basabi SL, la otra sociedad fallida. Y ahí va a seguir apareciendo. En dicha sociedad no se pueden realizar más inscripciones o cambios registrales ya que está cerrada en el registro por no haber presentado cuentas. Eso motiva que Canal no pueda desvincularse de la misma.

CHEQUES A M-FUT Y PAGARÉS Para liquidar ahora lo adeudado por el entrenador, Osasuna ha procedido de un doble modo. Por una parte, ha extendido sendos cheques a una empresa de representación de futbolistas, M-Fut Solutions, que es la que los endosa a los empresarios con quienes firma un contrato. Posteriormente, el propio club también ha librado dos pagarés directamente a estos acreedores a cobrar antes de diciembre del presente año. Llama la atención la intermediación de la empresa M-Fut, relacionada con la asesoría a futbolistas, para el pago de dicha deuda, si no fuera porque quien creó dicha firma fue Petar Vasiljevic. Ahora, al frente de la misma figura su hijo.

Los demandantes intentaron en varias ocasiones el embargo del sueldo de Vasiljevic e Ibáñez en varios procedimientos judiciales, habiéndose embargado en el caso del segundo por una cantidad en apariencia exigua, pero perdiendo también sus propiedades. Pero es que, en el caso de Vasiljevic, el club no contestó nada sobre las ejecuciones judiciales desde 2010. En esta reclamación de casi siete años, la falta de colaboración del club y la presunta ocultación de ingresos de los demandados ha sido manifiesta para que el ahora entrenador no tuviera que responder a las deudas de su actividad personal.

propiedades embargadas, PERO... El técnico disponía de un local comercial y de una vivienda unifamiliar adosada, ambos en Zizur y que fueron embargados judicialmente y sacados a subasta, dado que la liquidez financiera del entrenador no podía hacer frente a dichos embargos. Sin embargo, Vasiljevic sigue disfrutando de la vivienda de Zizur pese a que ya no es de su propiedad (así, es su domicilio para las notificaciones judiciales, por ejemplo). Ello es así porque, en el proceso de ejecución de bienes, en febrero de 2011, la entidad inmobiliaria Servihabitat XXI se adjudicó dicho inmueble, que posteriormente lo vendió el 20 de julio de 2011 al exjugador de Osasuna Dejan Lekic por 376.200 euros. Es decir, el domicilio que era de Vasiljevic y que le sigue constando es propiedad de Lekic.

“NO HE OBTENIDO NADA” En esta sucesión de acontecimientos, el técnico declaró como investigado en julio de 2011 en el Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona a raíz de la querella interpuesta contra él y sus socios de Basabi y Basabat por las operaciones no llevadas a cabo. Vasiljevic se iba a sentar en el banquillo, pero el acuerdo ahora alcanzado provoca que los socios desistan del procedimiento contra él. En aquel entonces, cuando declaró ante la juez, Vasiljevic le dijo que “pese a las aportaciones de los socios, Basabi Gestiones e Inversiones no tiene dinero ni inmuebles. Se puso dinero para comprar un solar y después no se obtuvo nada”. Acusó a un intermediario de haber estado “jugando” con ellos y sus inversores, y “nunca se hizo la compra del solar. El tiempo que Ibáñez y yo estuvimos como administradores no cobramos nada, nos sacaron nuestros ahorros. En operaciones de Basabi he invertido unos 200.000 euros y no he obtenido nada”.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »

Publicidad

Publicidad

Publicidad