Editorial de diario de noticias

Ni transparencia ni credibilidad

Las explicaciones de los dirigentes de Osasuna a la información publicada ayer por este periódico no hicieron sino ratificar la veracidad de la noticia y poner de manifiesto una vez más su falta de transparencia y credibilidad

Martes, 21 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Para tener preparada con tanta antelación la rueda de prensa de ayer, los dirigentes de Osasuna no desmontaron un solo argumento del fondo de la información de este periódico. En una convocatoria exprés, Luis Sabalza, Fran Canal, Ángel Ardanaz y Alfonso Ramírez no aportaron ni un dato que desmintiera que Sabalza usa el dinero de Osasuna para pagar deudas inmobiliarias de Vasiljevic como rezaba el titular de nuestra portada de ayer. Hubo un intento de tirar de semántica para darle la vuelta y convertir lo que fue asumido como “la solución a un problema” personal del actual entrenador, en una “ayuda” o un “anticipo” a cuenta. Esa versión no cambia ni refuta nada de lo publicado;al contrario, lo ratifica. Esa puesta en escena y el discurso desarrollado ante la prensa (y ante la incredulidad de la gran mayoría que seguía la intervención por redes sociales) vino a corroborar que la actual directiva, en la firma de los contratos con Vasiljevic en 2015 y 2016, siguió abonando parte de los emolumentos en B y, por lo tanto, siendo cómplice de un trabajador con su nómina embargada y, por extensión, desatendiendo una orden judicial. Una práctica que, es cierto, venía de atrás, de 2011, pero que no explicaron por qué no quisieron erradicar de inmediato;y un reconocimiento que deja otra vez fuera de juego a Sabalza, quien el jueves aseveraba que “desde que llegamos a la junta ya no se paga fuera de nómina”. La comparecencia fue deliberadamente farragosa en la exposición de datos porque era difícil salir airoso una vez que te han descubierto realizando una mala práctica con los fondos del club por mucho que ahora dijeran que su intención era contárselo a los compromisarios en la asamblea del jueves, algo no contemplado en el orden del día. Al déficit de transparencia de esta directiva hay que sumar su pérdida de crédito en el osasunismo, que comienza a pedir con insistencia un adelanto electoral. En este plano institucional es curioso que la voz cantante en la rueda de prensa la llevara el directivo Alfonso Ramírez, convertido en una especie de presidente virtual, ante la presencia casi muda del principal mandatario del club, Luis Sabalza. Tampoco pasó desapercibido el gesto incómodo del director general, Fran Canal, vinculado a Vasiljevic en una sociedad que intervino en esos fallidos negocios y de la que era apoderado. La rueda de prensa, en fin, no mejoró la imagen de los responsables ni su credibilidad. Ni tampoco del club, en el mismo día que se hacían públicas las peticiones de penas para los investigados en el caso Osasuna. Muy triste.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »