Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El PSN cuestiona la legitimidad de los ayuntamientos sobre el euskera

María Chivite sostiene que la incorporación a la zona mixta no se puede decidir con mayorías políticas “coyunturales” y obvia que los estudios sociolingüísticos reflejan una evolución social de esos pueblos

Txus Iribarren Marian Zozaya - Martes, 21 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Aibar acogió hace tres años la fiesta del euskera organizda por Sortzen. Más de un 9% de la población hablaba en 2011 esa lengua propia.

Aibar acogió hace tres años la fiesta del euskera organizda por Sortzen. Más de un 9% de la población hablaba en 2011 esa lengua propia.

Galería Noticia

Aibar acogió hace tres años la fiesta del euskera organizda por Sortzen. Más de un 9% de la población hablaba en 2011 esa lengua propia.

pamplona- La portavoz del PSN, María Chivite, contrapuso ayer la “realidad política coyuntural” con la “realidad social” de la treintena de ayuntamientos de la actual zona no vascófona que han decidido pedir su incorporación a la zona mixta a través de una modificación parcial de la Ley Foral de Vascuence cuestionando, por un lado, la legitimidad de las mayorías municipales al calificarlas de “coyunturales” y, por otro, apelando a estadísticas genéricas o sectoriales en lugar de a los datos concretos de la realidad sociolingüística de la mayoría de estas poblaciones, dudó de la base real de la demanda social.

Así, la portavoz socialista dijo que en algunas localidades como Mendigorría no ha salido grupo de modelo D (lo que está en debate ahora no es la educación, sino el uso del euskera entre Administración y ciudadanía) y que la realidad social de Navarra “ya queda reflejada” en la encuesta encargada por el propio Gobierno foral que señala que el 87% de la población no habla euskera. Si embargo, el PSN obvió datos concretos recogidos en esas encuestas de las localidades que han demandado el cambio legal que contradicen esta afirmación general. Así, en el informe que Euskarabidea tuvo que hacer de modo preceptivo ante la tramitación de la proposición de ley por el Parlamento, se podía observar el notable cambio experimentado en el conocimiento y uso del euskera en muchos de esos pueblos a lo largo de los últimos 30 años. Este informe señalaba que ya en el Mapa Sociolingüístico de Navarra 2011, confeccionado sobre una muestra amplia de población, se refleja la evolución del euskera y la realidad sociolingüística por municipios. El parlamentario de Geroa Bai Unai Uhalde intervino en el último pleno en este sentido basándose en ese estudio que constata cómo el porcentaje de conocimiento medio en la zona mixta en 1991 era de un 5,6% mientras en 2011 “todas estas poblaciones solicitantes de entrada en la zona mixta estaban en porcentajes superiores”: Abaigar (9,7%), Aibar (9,3%), Amescoa Baja (9,7%), Cirauqui (14%), Villatuerta (13%), Artazu (10%), Gallues (20%)... “Es una respuesta adaptada a la realidad social y sociolingüística”, señaló.

María Chivite, no obstante, en la misma línea del pleno de la semana pasada donde ya se dio este debate, insistió en pedir también la comparecencia de Uxue Barkos para que “dé explicaciones de que se quiere ampliar la zona mixta con municipios que ahora son zona no vascófona y que se está haciendo por la puerta falsa”. “Están permitiendo que los ayuntamientos tengan la potestad de decidir si entrar en la zona mixta y si ocurriese lo contrario, que algún municipio quisiera pasar a la zona no vascófona, no lo consentirían”, opinó.

Realmente esta segunda posibilidad no ha sido planteada en la proposición de la ley que buscaba, según sus proponentes, atender las peticiones de los ayuntamientos en el sentido de la incorporación, pero la ley tendrá ahora una fase de debate y enmiendas en la que caben propuestas.

parlamento

PPN y UPN siguen con su discurso

“Discriminación”. El portavoz de UPN, Javier Esparza, va a preguntar al Gobierno foral por su política lingüística, que “resulta discriminatoria para todos los navarros que no sabemos euskera y que no contribuye a la convivencia y al reconocimiento del euskera como un valor cultural, que es lo que es”. Esparza pidió trabajar por el “consenso” y “saber si la presidenta del Gobierno va a seguir en esta línea” cuando “el 88% de los navarros no sabemos euskera y el 12% sí lo sabe”. La portavoz del PPN, Ana Beltrán, repitió la misma idea de “ciudadanos de primera y de segunda” pero concretándola sobre el decreto del euskera en la Administración.