Mayoría municipal a favor de las placas a las víctimas de ETA

La Junta de Portavoces analizará el jueves la propuesta de Covite
Rechazada una iniciativa de UPN entre críticas del equipo de Gobierno por utilización partidista

Kepa García - Martes, 21 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Javier Leoz (Geroa Bai), al fondo, escucha serio la intervención de la portavoz regionalista.

Javier Leoz (Geroa Bai), al fondo, escucha serio la intervención de la portavoz regionalista. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Javier Leoz (Geroa Bai), al fondo, escucha serio la intervención de la portavoz regionalista.

pamplona- La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona analizará el próximo jueves la iniciativa planteada por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) para colocar placas de recuerdo a las víctimas de ETA en los escenarios de la ciudad donde se cometieron los atentados mortales.

La mayoría de los grupos municipales se manifestaron ayer a favor de la medida durante el debate que se planteó en la comisión de Presidencia a raíz de una declaración de UPN en el mismo sentido. No salió adelante la propuesta de los regionalistas ante la postura compartida de las cuatro formaciones del equipo de Gobierno para buscar el consenso en el seno de la Junta de Portavoces -como estaba previsto- un foro menos expuesto al rifirrafe y al enfrentamiento partidista que los debates en comisión.

Pese a que se solicitó la retirada de la declaración en aras del consenso, UPN decidió mantenerla sabiendo que no contaba con apoyos para que saliera adelante. Pero al menos logró que se planteara un debate, que como viene siendo norma de la casa, acabó con bronca, en esta ocasión tras un cara a cara entre Ana Elizalde y Edurne Eguino después de que la primera planteara dudas sobre el rechazo a ETA de la edil de I-E.

La sesión sirvió para poner de manifiesto que queda todavía mucho camino por recorrer a la hora de abordar el tratamiento de las víctimas y las consecuencias de la violencia. Si ya de por sí es un asunto delicado que es necesario tratar desde el entendimiento y el respeto, la crispación y el clima de confrontación que se respira en el Ayuntamiento no constituyen el mejor escenario para buscar acuerdos en la materia.

Aunque volvieron a escucharse intervenciones subidas de tono y acusaciones fuera de lugar, el debate también sirvió para constatar que existe una mayoría municipal en Iruña favorable al cumplimiento de la iniciativa que propone Covite.

Además de regionalistas y socialistas, Geroa Bai e I-E se posicionaron expresamente a favor de la colocación de las placas en recuerdo de las víctimas de ETA, aunque con un procedimiento diferente al propuesto por UPN.

La portavoz de este grupo Ana Elizalde comenzó su intervención citando todas las víctimas de ETA en Pamplona y en Navarra, considerando que es el momento de que tengan el reconocimiento.

La concejal de EH Bildu Patricia Perales recordó que el Ayuntamiento recibió la semana pasada la propuesta de Covite y, “siendo conscientes de la importancia que tiene”, se decidió dar traslado a todos los grupos municipales y convocar una Junta de Portavoces para este jueves, “con lo que podemos deducir que UPN tiene algún otro interés en traer esta moción aquí”. Fue clara al afirmar que “defendemos una memoria inclusiva, el recuerdo y reconocimiento de todas las víctimas sin ningún tipo de exclusión”, para afirmar que la petición de las placas “se tiene que analizar de manera global e integral”, por lo que pidió que UPN retirara su iniciativa para trabajarla en la Junta de Portavoces.

El edil de Geroa Bai Javier Leoz respaldó la colocación de las placas e indicó que “hay que seguir trabajando por el reconocimiento de todas las víctimas de la violencia de motivación política, como en este caso son las víctimas de ETA”. Lamentó la actitud de los regionalistas, a quienes acusó de hacer partidismo con la cuestión. “Las víctimas no son solo suyas”, respondió Leoz.

El concejal de Aranzadi Alberto Labarga consideró que “es de poca utilidad o de poco interés que cada uno venga con listas de víctimas”, abogando por buscar espacios más reflexivos y compromisos verdaderos”.

Eduardo Vall (PSN) destacó que haya una mayoría favorable a la colocación de las placas (23 en Pamplona, donde ETA asesinó a 27 personas), mientras que Edurne Eguino se mostró de acuerdo en el fondo de la iniciativa, pero dijo que “merece la pena tratarlo de manera institucional, tranquila y sosegada en la Junta de Portavoces”.