Las empresas de economía solidaria ingresaron 15 millones en 2016

Representantes de REAS piden “reforzar” este sector en Navarra y el apoyo de la Administración

Sagrario Zabaleta Echarte Patxi Cascante - Miércoles, 22 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Natalia Zaro, Álvaro Cía, Jokin Castiella y Javier Liras, durante la Comisión de Desarrollo Económico.

Natalia Zaro, Álvaro Cía, Jokin Castiella y Javier Liras, durante la Comisión de Desarrollo Económico.

Galería Noticia

Natalia Zaro, Álvaro Cía, Jokin Castiella y Javier Liras, durante la Comisión de Desarrollo Económico.

pamplona- Las 31 empresas navarras que participaron en 2016 en la auditoría social generaron 15 millones de ingresos, 14 millones de gastos, y emplearon a 562 personas, de las que el 69% eran fijas y el 58% mujeres, con un ratio salarial entre quienes más y menos cobraban de un 1,52%, cuando la economía convencional llega al 3% y la financiera, al 100%.

La Red de Economía Alternativa y Solidaria en Navarra (REAS) presentó estos datos en la Comisión de Desarrollo Económico. Natalia Zaro, Javier Liras y Álvaro Cía explicaron ayer en qué consiste la auditoría social realizada por REAS desde 2004 y pidieron disponer de un convenio como el de UCAN o ANEL con la Administración. La auditoría social es una herramienta para medir la economía solidaria en las empresas a través de un cuestionario de 90 preguntas, que sirven para confeccionar los indicadores que responden a principios de equidad, sostenibilidad ambiental, etc. Este instrumento se ha asentado en Navarra, la CAV, Catalunya, Madrid y Aragón;y está empezando en Galicia, Castilla y León, La Rioja, Extremadura, Andalucía, Murcia, Valencia, Canarias y Baleares. Javier Liras planteó como retos de futuro que se sumen más entidades a la auditoría social;mejorar las preguntas;impulsar la planificación interna;realizar acciones de mejora conjunta y encontrar valores deseables de los indicadores.

Cía solicitó “reforzar el sector de la economía solidaria” y destacó que en Navarra se ha impulsado el Plan Integral de Economía Social. Pero preguntó “en qué punto se encuentra”, ya que desconocen las aportaciones que se hayan podido añadir al plan y la situación de las partidas presupuestarias para 2017. “Estamos en marzo y tendríamos que estar planificándolas o ejecutándolas”, indicó. El parlamentario de Geroa Bai Rafa Eraso respondió que pedirán al Gobierno que “las convocatorias salgan a la mayor brevedad”;y José Miguel Nuin (I-E) anunció que solicitarán la comparecencia de los vicepresidentes de Desarrollo Económico y Derechos Sociales, Manu Ayerdi y Miguel Laparra, para que informen sobre el estado de este plan. Los representantes de REAS mencionaron diferentes propuestas para este plan: apoyo a la auditoría social;un punto de información permanente para sensibilizar y difundir la economía solidaria;impulsar un mercado y una moneda social para reforzar el comercio de proximidad, con beneficios que revierten en el territorio;fomentar la banca ética, aportación de capital social y avales desde la Administración para emprendedores y desarrollos empresariales;acciones educativas en torno al consumo responsable, ecológico, de comercio justo y de proximidad;programas de educación ambiental en colegios;soberanía alimentaria;y software libre en el sector público. Cía remarcó que solo el 29% de los ingresos de estas empresas responden a subvenciones, un dato que demuestra que esta economía “no solo vive” de ellas, y que por cada euro público se recuperan 1,76. Carlos Couso (Podemos) preguntó si participarían en un Consejo de Economía Social dotado con competencias para confeccionar planes de empleo, a lo que respondieron que sí.