Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Congreso, sin mordaza

La oposición en bloque fuerza iniciar el desmontaje de la ley impuesta por el PP en 2015
La proposición del PNV recabó más apoyos que la del PSOE, al que los grupos acusan de querer recuperar la ‘ley Corcuera’

Miércoles, 22 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

El parlamentario del PNV Mikel Legarda defiende la proposición de ley del PNV.

El parlamentario del PNV Mikel Legarda defiende la proposición de ley del PNV. (EFE)

Galería Noticia

El parlamentario del PNV Mikel Legarda defiende la proposición de ley del PNV.

“Hay que equilibrar el binomio libertad-seguridad. La seguridad es condición, no condicionante” “Es una canallada del PP y lo del PSOE es un ramalazo de dignidad que pudo tener hace 25 años” “La norma no ha provocado ninguna regresión en los derechos” “Esta ley es una correa que pretender atar más en corto a toda la ciudadanía”

pamplona- El Congreso evidenció ayer con la ley Mordaza la existencia de una mayoría alternativa, dispuesta a reformar una de las leyes más emblemáticas del rodillo PP. El Pleno de la Cámara Baja debatió y dio luz verde a sendas proposiciones de ley presentadas por el PSOE y el PNV que pretenden sustituir la norma actual, que el PP aprobó con UPN en 2015. A partir de ahora empieza un largo proceso de trámite parlamentario con incierto resultado porque prácticamente todos los partidos discreparon sobre el alcance de la modificación.

Los grupos de la oposición, que criticaron la ausencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, coincidieron en el Congreso la necesidad de modificar la actual Ley de Seguridad Ciudadana para conseguir el equilibrio entre el “binomio libertad y seguridad”. El PP les acusó de hacer demagogia asegurando que la norma impulsada por el entonces ministro del Interior Jorge Fernández Díaz no ha provocado ninguna regresión en los derechos de los ciudadanos.

El PNV concitó más votos a favor ya que Ciudadanos no quiso votar la del PSOE y se abstuvo. Gran parte de los grupos destacaron que la solución no es la que proponen los socialistas de volver a la ley de 1992, la conocida como ley Corcuera (por el ministro del Interior socialista), que fue corregida por el TC y que estuvo en vigor hasta 2011. Entre otras cosas, el PSOE pretende derogar las sanciones a las personas que se manifiestan delante del Congreso y el Senado y por utilizar imágenes de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además, buscan eliminar la posibilidad de que los periodistas se les requise ese material gráfico;imposibilitar los registros personales en lugares públicos y que no se considere infracción grave -con hasta 30.000 euros de multa- la falta de respeto a una autoridad pública o a un miembro de las fuerzas de seguridad.

El texto del PNV propone cambios en 44 preceptos con el objetivo de que ésta sea “más respetuosa con los derechos fundamentales y las libertades públicas”. Entre ellas, apuestan por establecer un “procedimiento legal y efectivo” de devoluciones en frontera, respetando la normativa internacional de derechos humanos y protección internacional.

rechazo socialEl portavoz de Interior del PSOE Antonio Trevín afirmó que esta ley es una “correa que pretender atar más en corto a toda la ciudadanía” y matizó que aunque la normativa -recurrida por la oposición en el Tribunal Constitucional- se aprobó con la mayoría absoluta que ostentaba en ese momento el PP, tenía también el “82% del rechazo de la sociedad”.

El diputado socialista reprochó que el PP utilizase “la crisis para ir arrasando todo” y convertir al “ciudadano activo en reo sancionable con la libertad de expresión como bien de lujo” Asimismo, recordó que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dijo sobre la ley Mordaza que era “provocar el efecto de desaliento en el ejercicio de derechos fundamentales”.

El ponente del PNV, Mikel Legarda, destacó que hay defender el binomio y el equilibrio entre la libertad y la seguridad, ya que la seguridad ciudadana es una “condición y no un condicionante”. Por ello, precisó, que su partido se ha inspirado en la “redefinición de la actividad de la intervención” para presentar su propuesta. Además, solicitó que en la ley sobre el rechazo en fronteras y las denominadas “devoluciones en caliente” se adapte a la normativa internacional en tres meses desde la entrada en vigor de la nueva ley.

El grupo Podemos-En Comú Podem-En Marea concretó que la ley nació como consecuencia de la indignación de “algunos pobres” que “salieron a la calle” para protestar por los recortes llevados a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy, al igual que manifestó el PSOE. Así lo explicó el diputado de Podemos Eduardo Santos, quien también pidió cambiar la norma de devoluciones en caliente.

Miguel Gutiérrez, de Cs, criticó el “afán” del PSOE de intentar cubrir el vacío legal al derogar la ley “volviendo a fantasmas del pasado”. - D.N.

la norma del psoe

precedente: la patada en la puerta

‘Ley Corcuera’. José Luis Corcuera, nombrado ministro de Interior en 1988, cartera que mantuvo hasta 1993, dio nombre a la vilipendiada ley Corcuera. Durante su mandato en Interior se aprobó, el 21 de febrero de 1992, la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida también como ley de la patada en la puerta, una polémica norma cuya inspiración se le atribuyó directamente a él. La ley generó suspicacias en los partidos de la oposición y también en los sindicatos, que la consideraban una regresión. El Constitucional anuló el precepto que permitía a policías entrar y registrar un domicilio sin autorización del juez cuando perseguían delitos de narcotráfico.

las cifras

6.217

sanciones

Unidos Podemos votó a favor de las dos proposiciones de ley, la del PSOE y del PNV, pero con la condición de negociar porque no jugarán” con los derechos fundamentales de los ciudadanos, según Eduardo Santos. El parlamentario navarro recordó las 6.217 sanciones impuestas en los seis primeros meses de aplicación de la ley y reprochó a los socialistas que miren al pasado en un ejercicio de “melancolía”.


44

puntos para retocar

Con menos de dos años de vida, la ley, polémica incluso antes de nacer, no ha podido ser enterrada, como querían algunos grupos, y se someterá ahora a un trámite parlamentario para su modificación que partirá al menos de los 44 puntos que el PNV quiere retocar.