Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
6 meses de cárcel y una multa de 3.380 euros

Condenado por blanqueo de capitales, al intermediar en una estafa

EFE - Miércoles, 22 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 18:33h

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Vista exterior del Palacio de Justicia de Navarra.

PAMPLONA. El titular del Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha condenado un hombre por blanqueo de capitales por imprudencia grave a 6 meses de cárcel y una multa de 3.380 euros, y a indemnizar a seis afectados con un total de 3.380 euros.

El fallo, de conformidad y que aplica la atenuante de reparación del daño y sustituye la cárcel por una multa de 1.440 euros, explica que en febrero de 2013 el acusado buscaba trabajo y para ello utilizaba varias páginas web de empleo, mediante las cuales una persona le ofreció participar en un negocio.

Este consistía en recibir cantidades de dinero en la cuenta del acusado y enviar posteriormente a Bolivia esas mismas cantidades tras extraerlas de una cuenta bancaria que le facilitara, tras lo que el acusado podía quedarse con el 20 % del dinero.

Para todo ello el acusado sólo tenía que facilitar un número de cuenta, sin firmar ningún contrato de trabajo en el que se especificaran condiciones laborales, sueldo, horario laboral o datos de la empresa o supuesto empleador.

Tampoco se le pidieron datos personales, experiencia laboral, formación o número de la Seguridad Social al acusado, quien "sin preocupación" por el significado de lo que debía desempeñar y "viendo la situación como una forma rápida y sencilla de obtener dinero sin contraprestación relevante", facilitó una cuenta corriente abierta en Bankia en Madrid.

Poco después, entre marzo y abril, recibió en esa cuenta seis transferencias por un total de 3.380 euros, que a su vez envió a Bolivia a las personas que le habían indicado.

La sentencia revela que estas transferencias procedían de seis personas y correspondían al pago de un producto (un cámara de fotos en un caso y un teléfono IPhone en los otros cinco) adquirido supuestamente mediante puja en la página web Ebay, donde en realidad habían caído en un "ardid" de una oferta que no correspondía a propósito alguno de venta.

La sentencia, que condena a devolver las cantidades a estas personas, señala que el acusado debía haber visto la "procedencia ilícita" del dinero aparecido en su cuenta, por las características de su supuesta prestación laboral, porque las transferencias consignaban como beneficiarios a personas que no eran él, y porque especificaban que el concepto del abono era el pago de una cámara de fotos o de un teléfono móvil.

Con ello, favoreció a las personas que usaron Ebay "para la obtención fraudulenta de dinero, ayudando a que estos se aprovecharan de su producto y a que mantuvieran oculta su identidad y su posibilidad de identificación, imposibilitando asimismo la recuperación del dinero enviado al extranjero".