Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Osasunbidea atenderá con recursos propios a personas con trastorno mental y adicción

El departamento prevé reducir las 90 plazas actuales de las comunidades terapéuticas a 60, anuncia el consejero

Miércoles, 22 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:07h

“La duda que nos suscita es si las decisiones que están adoptando van en la línea del diagnóstico que se vaya a hacer”

pamplona- El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, anunció ayer que la atención a las personas que “presentan de un modo simultáneo un trastorno adictivo y un trastorno mental grave, que se realizaba en comunidades terapéuticas concertadas, va a pasar a realizarse con recursos propios en la nueva área de psiquiatría del Centro San Francisco Javier. En concreto, en las unidades de media y larga estancia que se pondrán en funcionamiento a finales de este año”.

Domínguez respondió así a una pregunta de la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, que tras constatar la preocupación por parte de las comunidades terapéuticas -Antox, Proyecto Hombre e Ibarre-, se interesó por saber, en un contexto en el que están por renovar el Plan Foral de Drogodependencias y el Plan de Salud Mental: “¿Qué planteamiento tiene el departamento? ¿Se va a trabajar en la posibilidad de que haya una reducción de plazas y con qué criterios?”.

El consejero explicó que “en el tratamiento de personas con trastornos adictivos se requiere un abordaje desde distintos ámbitos: sanitario, social y sociosanitario, en función del perfil del paciente, del momento de su evolución y de las necesidades que cada uno de ellos presenta”. Un abordaje que, prosiguió, “está definido en el programa transversal de atención a las personas con trastornos adictivos en la Red de Salud Mental”. En esta línea, indicó que “las comunidades terapéuticas son un recurso residencial específico que forma parte del circuito asistencial para el tratamiento a personas con trastornos adictivos especialmente graves con necesidades sociosanitarias” y que estos circuitos “tienen que revisarse periódicamente y ajustarse a las necesidades y a las evidencias científicas más actualizadas”.

bakartxo Ruiz

Parlamentaria de EH Bildu

Fruto de ese proceso, Salud ha planificado que para final de año la atención de las personas con patología dual se haga con recursos propios, pero “la atención residencial con características sociosanitarias dirigidas a personas con trastorno adictivo grave se seguirá prestando en comunidades terapéuticas”. Sin embargo, consideró que “la duración de este programa debe reducirse, puesto que los perfiles atendidos han variado significativamente respecto a las personas atendidas en sus orígenes”.

En este sentido, el consejero indicó que “las personas con graves adicciones a la heroína han sido sustituidas por personas con adicciones al alcohol o a estimulantes y, en muchos casos, con consumos de múltiples sustancias. En estos pacientes las evidencias científicas confirman que programas de 3 a 6 meses de duración pueden obtener resultados similares a los programas de 12 meses. Por eso, se pretende modificar la duración de los programas, pasando de los 12 meses prorrogables a otros 6 meses en la actualidad, a un programa de 6 meses prorrogable a 12 meses en periodos de 3 (6+3+3), en aquellos casos en los que las necesidades de las personas atendidas lo justifiquen”. Así, finalizó Domínguez, “se prevé la reducción de las 90 plazas de las comunidades terapéuticas a 60, reducción ocasionada por la internalización de las plazas, por la reducción de la demanda, por la modificación del perfil, lo que hace que la duración del tratamiento sea menor, con lo cual eso necesita unos menores recursos y por la coordinación con los servicios sociales”.

Bakartxo Ruiz, por su parte, se felicitó de que “se vayan a crear 30 plazas en la red pública para atender casuística que hasta ahora con recursos propios no se ha atendido”, pero incidió en que “la duda que nos suscita es que, a las puertas de hacer un nuevo diagnóstico, un nuevo Plan Foral de Drogodependencias, si las decisiones que estén adoptando ahora realmente van en consonancia con el diagnóstico que se vaya a hacer y con las necesidades que vayan a derivarse de esa nueva fotografía que nos va a llevar a un nuevo plan”. Asimismo, reiteró que “nos gustaría que las decisiones se adoptaran en base a un diagnóstico real y riguroso”.

Fernando Domínguez respondió que la decisión “es coherente con los datos actuales”, pero que estará sometida a “una evaluación permanente y continua”, ya que “todas las situaciones pueden ser reversibles”. - M.P.M.