EEUU y Reino Unido prohíben dispositivos electrónicos en vuelos de Oriente Próximo y África

Occidente refuerza las medidas de seguridad en su lucha contra el terrorismo yihadista

Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:08h

londres- Estados Unidos y Gran Bretaña han prohibido en todos los vuelos procedentes de países del Norte de África y Oriente Medio llevar en la cabina de pasajeros dispositivos electrónicos “de tamaño mayor que un teléfono móvil”. De esta manera, ordenadores personales, tabletas, reproductores de DVD y CD, cámaras fotográficas digitales, y consolas de videojuegos deberán ser facturados.

EEUU aplica la norma a los trayectos desde diez aeropuertos de ocho países: Turquía, Jordania, Egipto, Arabia Saudí, Qatar, Marruecos, Emiratos Árabes, y Kuwait. El Gobierno de Teresa May no incluye en su lista a estos últimos tres países, pero sí a dos que no se ven afectados por las medidas de Trump: Líbano y Túnez.

Ni Washington ni Londres han dado muchos detalles sobre la decisión. Por su parte, el Departamento de Seguridad Interior de EEUU declaró en un comunicado que tienen “motivos para estar preocupados por los intentos de grupos terroristas de eludir la seguridad en los aviones”. Un miembro demócrata del Comité de Inteligencia de la Cámara, Eric Swalwell, explicó en una entrevista a ABC News que ellos saben que “los grupos terroristas intentan derribar un avión con destino a Estados Unidos”. “Por lo tanto, nuestro objetivo es evitar que eso suceda”, añadió.

Por su parte, el portavoz de la primera ministra británica, Theresa May, confirmó que no se permitirán en cabina los aparatos electrónicos de más de 16 centímetros de largo, 9,3 centímetros de ancho y 1,5 centímetros de grosor.

El Gobierno de Reino Unido esgrimió que se trata de medidas “necesarias” y “proporcionadas” para garantizar la seguridad en el transporte.

La inmensa mayoría de los atentados de fundamentalistas islámicos contra aviones han sido suicidas, con el terrorista activando la bomba. Pero, si el artefacto está en la bodega del avión, es necesario un mecanismo de relojería para hacerlo estallar cuando la aeronave esté en vuelo, lo que requiere un grado adicional de sofisticación técnica, según publica El Mundo.

El peligro del litioLa norma entra en vigor el sábado y, según fuentes de las aerolíneas afectadas, estará vigente durante al menos seis meses.

En el caso de EEUU, la nueva regulación afecta a unos 50 vuelos diarios y su impacto va a ir más allá de los viajes a y desde esos 10 países a Estados Unidos y al Reino Unido, puesto que entre los aeropuertos afectados están algunos de los de más tráfico del mundo que, además, sirven como escala en vuelos transcontinentales, como el de Dubái y el de Estambul.

Gobiernos de los países afectados, como el turco, ha pedido al de EEUU que cancele la decisión, pero los de Arabia Saudí, Qatar y Egipto la han aceptado sin problemas.

Sin embargo, la nueva reglamentación presenta un problema para las aerolíneas: las baterías de litio, que tienen la práctica totalidad de los dispositivos afectados. Esas baterías pueden recalentarse y arder y, tradicionalmente, las líneas aéreas han pedido a los viajeros que lleven sus dispositivos con esas pilas consigo en previsión de esa eventualidad.

Francia está pensando en sumarse a la medida de EEUU y Reino Unido. El Ministerio de Transportes galo señaló que es un asunto que se está “siguiendo”, si bien todavía no existe ninguna decisión en firme. - E.P./D.N.