El agente ha sido retirado de servicio

Un policía israelí, filmado propinando una paliza a un conductor palestino

EFE - Jueves, 23 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 14:52h

Vídeo del momento de la agresiónVER VÍDEOReproducir img

Vídeo del momento de la agresión.

Galería Noticia

Vídeo del momento de la agresiónReproducir

JERUSALÉN. Un agente israelí que fue grabado hoy en vídeo propinando una paliza a un conductor palestino en la parte ocupada de Jerusalén, en un suceso difundido por las redes sociales, ha sido apartado de servicio de la Policía.

En las imágenes, el agente, de identidad desconocida, propina un fuerte cabezazo al conductor, identificado como Mazen Shwki, después de mantener con él una conversación.

Poco después le da varios golpes en el abdomen y patadas, y repite la agresión cuando dos palestinos que estaban en las inmediaciones tratan de separarlo de su víctima.

"Se trata de un comportamiento muy grave que no está a la altura del comportamiento esperado de un policía", dijo la portavoz de ese cuerpo de seguridad Luba Samri en un comunicado.

El agente ha sido retirado de servicio y su caso transferido a la unidad de investigaciones internas, dependiente del Ministerio de Justicia.

Del sonido del vídeo se desprende algún tipo de discusión entre el policía israelí y el conductor palestino, al que el primero le pregunta: "¿Te atreves a amenazarme? ¿Yo voy a pagar por eso, yo voy a pagar por eso? ¡Pedazo de hijo de puta!".

El conductor le responde: "no estoy amenazando a nadie".

Y cuando dos viandantes se aproximan para separarlos también uno de ellos es agredido.

El agente pertenece a la unidad de patrulla de la Policía de Jerusalén y el suceso se registró no lejos de la Comandancia Nacional, en el barrio de Wadi Joz.

Ahmad al Tawil, un jerosolimitano de 26 años y testigo de los hechos, declaró a la agencia Maan que el conductor estaba poniendo en marcha su vehículo cuando se le aproximó el agente, con una pistola en el cinto, y le reprobó que había chocado su coche aparcado.

Al Tawil sostuvo que trató de intervenir cuando el agente comenzó la agresión y que también él se llevó varios golpes en el estómago y en la cabeza, uno de los cuales le causó heridas en un ojo.

Shwki confirmó horas después al servicio de noticias Ynet que la discusión se originó en torno a un golpe que le dio a su coche el pasado martes y que hoy, cuando salía del aparcamiento, el agente fue en su busca.

"Me dijo que bajase del camión, me insultó y de pronto comenzó a pegarme. ¡Es que no me creo que se pueda llegar a una cosa así!", relató.

El agente volvió al lugar para exigirle que le pagara los daños y comenzó a recriminarle que no le hubiera dejado siquiera una nota en el parabrisas con sus datos de contacto.

El conductor palestino reconoció que le había abollado el coche con un ligero golpe al salir del aparcamiento y que no dejó nota alguna porque pensó que había cámaras alrededor dado que los hechos ocurrieron junto al Ministerio de Seguridad Interior, en el que trabaja el agresor.

"El comportamiento del agente es muy grave y merece nuestra condena. Este tipo de comportamiento perjudica a la toda la imagen de la Policía y bien ha hecho en suspenderlo de sus funciones", dijo el ministro de esa cartera, Guilad Erdán.